LA GARAFA


ENTRADAS POR ACTIVIDAD








ESCALADA EN HIELO
ALPINISMO
BARRANCOS
CDMB


FURGO
SNOWBOARD/SPLITBOARD


VÍDEOS
 La GARAFA en Vimeo
La Garafa en Vimeo
  La GARAFA en Youtube
La Garafa en Youtube










LISTADO DE ENTRADAS

Sendero de los Castros Castillán y Valdemera

Se trata de una fácil y bonita ruta de senderismo en plena Sierra de la Culebra , entre las localidades de Ferreras de Arriba y Ferreras de Abajo (Zamora). Con el incentivo, además del paisajístico, de visitar durante el recorrido dos puntos de interés arqueológico, los Castros de Castillán y Valdemera y varios corrales de piedra, utilizados en el pasado por los ganaderos de la zona.


Se trata de una ruta circular, en las que atravesaremos bonitos pinares, y un joven castañar. La mayor parte discurre por caminos, aunque durante la visitas a los Castros, no hay sendas y tendremos que prestar mucha atención al terreno, con mucha piedra resbaladiza y poco estable.




COMO LLEGAR
La ruta discurre en el término municipal de Ferreras de Arriba (Zamora). Para llegar al punto de partida tendremos que dirigirnos primeramente a Ferreras de Abajo, en le P.k  34 de la N-631, entre las localidades de Tábara y Otero de Bodas. Nos desviaremos de la N-631 en dirección a Ferreras de Abajo ZA-P-1407, atravesaremos Ferreras de Abajo en dirección a Ferreras de Arriba, y a la altura del p.k. 35.2, después de una curva de izquierda/derecha, después de cruzar el cauce del Rio Castrón, hay un ramal de la antigua carretera, a la izquierda, en el que nos meteremos y estacionaremos, donde se junta con un camino de tierra, a unos 300 metros. Este ramal sale a la misma carretera unos metros antes de la curva a la izquierda, pero se encuentra bastante más cerrado por vegetación, por lo que os recomiendo el acceso desde el p.k 35.2.



DATOS TÉCNICOS
DIFICULTAD: FÁCIL
DISTANCIA: 9 Km aprox.
DESNIVEL: Positivo 260 m. Negativo 260 m
HORARIOS: 3h-4h
TRACK: Descárgate aquí el  TRACK 
  
  
Iniciamos la ruta por el camino de tierra que sale del ramal de la carretera en dirección este, para desviarnos enseguida por el camino de la derecha de la derecha en dirección sureste. Para identificar bien el camino, nos fijaremos en una señal de chapa blanca con una flecha negra.


Este primer tramos discurre por una ancha pista de tierra entre monte bajo y pinos jóvenes, en dirección a la sierra. Cuando llegamos a la línea del pinar, atravesamos el cortafuegos que lo perimetra y nos adentramos en él, de frente, por una camino mucho más bonito, y en continuo ascenso. Sin abandonar este camino atravesaremos por completo el pinar, en la parte alta el pinar se abre. Continuamos por el camino hasta que se abre un ancho cortafuegos a ambos lados, antes de adentrarnos de nuevo en el pinar.




Desde aquí observamos a nuestra derecha una franja rocosa, se trata del Castillán a 1093 m. Sin un camino ni senda evidente cresteamos por la franja rocosa, un bonito mirador, desde el que se observan los primeros restos del Castro Castillán. Este castro sobre sí mismo, no se observa bien la superficie que ocupaba, pero nos sorprenderemos de su tamaño con la vista que tendremos de él desde el Castro Valdemera, u observando una fotografía aérea del mismo. Del castro solo se observan los restos de las murallas que lo protegían, aun así con un poco de imaginación te puedes trasladar a la época en la que estaba habitado y pensar en como sería el paisaje y como vivirían en aquella época.





Volvemos sobre nuestros pies  o nos adentrándonos en el pinar, para cruzarnos con el mismo camino que veníamos. Seguimos por este camino, recto, sin desviarnos, solamente si queremos acercarnos un pequeño y joven castañar, que llama la atención a nuestra izquierda, atravesando por el pinar, tras este desvío, volvemos a retornar al camino.

Este desemboca en un ancho cortafuegos que continua hacia el sur, con unas amplias vistas hacia la comarca de Aliste. Nos desviamos por el camino de la derecha, recientemente limpiado/desbrozado. 





Cuando este camino gira a la izquierda y comienza a descender, ese el momento de abandonarlo, para adentrarnos a nuestra derecha en el pinar, por una senda, esta si señalizada con varios hitos. La senda nos lleva al Castro Valdemera, este para mi mucho más bonito y fácil de intuir, con restos de muralla, y muralla natural, y con una sorprendente fuente a su entrada. Bueno más que una fuente un pozo o aljibe natural donde se acumula agua. 





La senda se adentra en el castro marcada con hitos, aunque no hay que dejar de trepar a la franja rocosa que lo protege por la derecha, otro precioso mirador de la Sierra, con vistas hacia la Cabrera, el Vizcodillo y Sanabria. Y el punto más alto de la ruta la Peña Valdemera a 1112 m. y desde donde se observa mucho mejor el tamaño del anterior castro.






Tendremos que atravesar todo el Castro de Valdemera de este a oeste. El camino no es muy evidente, hay hitos que nos guían al principio, después la referencia es la Franja de roca o muralla natural. Entre rocas y por encima de la muralla llegaremos a un amplio cortafuegos.



El cortafuegos se adentra de nuevo en una zona de pinar, en la vaguada que hace el cortafuegos, nos desviamos por un camino que se adentra de pleno en el pinar en dirección sur. Descendemos por este camino sin desviarnos, atravesando otro cortafuegos, hasta la zona baja del pinar, donde se junta con el cortafuegos perimetral.


Aquí tenemos el tramo más complicado de seguir, ya que la maleza ha ido tapando los accesos, y las sendas se pierden entre los helechos. Tenemos que continuar por la vaguada que tenemos de frente pero para acceder a ella hay muchas zarza y pequeños pinos. Nosotros continuamos por el cortafuegos hacia la derecha, para tirarnos hacia la vaguada por una zona algo más abierta, por unas trazas de senda poco marcadas, al principio sobe monte bajo para adentrarnos en un frondoso helechal. Esta zona en época de lluvias  o con mucha humedad puede ser bastante delicada, ya que se trata de una turbera por la que corre el arroyo, sin tener muy claro por donde tenemos que ir.






Continuando por el fondo de esta vaguada, llegamos a un punto donde divisamos a nuestra izquierda una zona de panales de abejas abandonados, nos salimos a la izquierda a una camino a la altura de los panales. Aquí también nos encontramos con una fuente. Y enseguida llegamos a los Corrales de Majada Cebeo, donde observaremos su estructura circular de piedra y en algún caso, restos de su tejado de madera y brezo.




A la altura de la primera construcción, sale un camino hacia la derecha que nos lleva directamente a los Corrales del Cuesto, en la actualidad utilizados para albergar mas panales de abejas. 



Aquí nos desviamos por el camino de la izquierda, en dirección sur, que nos lleva directamente al sitio donde estacionamos, entre monte bajo y pinos jóvenes.