Hayedo de la Pedrosa

El Hayedo de la Pedrosa, conocido formalmente como Espacio Natural Hayedo Riofrio de Riaza, se enclava en el este de la provincia de Segovia, lindando con la de Guadalajara, en la vertiente Segoviana de la Sierra de Aiyón.  Y es, junto a los hayedos existentes en Madrid, Guadalajara, Tarragona y Sicilia, de los más meridionales de Europa.




Esta es  una ruta corta y fácil, casi más un paseo circular por este bonito hayedo, en el cual aprovechamos para ascender a una cercana cima de Peña La Silla (1.935 m.), desde donde, si la meteorología lo permite,  hay unas muy buenas vitas hacia la meseta castellana.


La localidad más cercana a esta ruta es Riofrío de Riaza.

COMO LLEGAR
Por la N-110 llegaremos a la localidad de Riaza, que bien merece una visita. En la parte nueva de esta localidad, hay una amplio parque, donde se encuentra la Ermita de San Roque, ahí comienza la Carretera SG-112 o Carretera de Riofrío. Continuamos por esta carretera, pasando de largo la localidad de Riofrío de Riaza, de la cual veremos un desvío a la izquierda. Continuaremos en dirección al Puerto de la Quesera, y tras 11,3 km desde Riaza en una curva cerrada a la derecha, encontraremos una señal de “Hayedo de la Pedrosa”, en la misma curva hay 2 pequeños apartaderos a ambos lados de la carretera, los cual es fácil que estén ocupados, en función de las fechas. 
Si es así, y al ser una ruta circular, tendremos que seguir hasta el mismo Puerto de la Quesera, donde la zona para estacionar es mayor e iniciar desde allí la ruta.



DATOS TÉCNICOS

DIFICULTAD: FACIL
DISTANCIA: 4 Km aprox.
DESNIVEL (positivo): 260 m.
HORARIOS: 1 h 30 min.



LA RUTA
Nosotros la iniciamos desde la curva de la carretera, por un pedrero de cuarcita, siguiendo una senda poco marcada que se adentra en el Hayedo hacia la izquierda.


En el interior del hayedo las posibilidades de ascenso son muchas, y la senda con la caída de la hoja en Otoño es difícil de seguir. Si nos vamos fijando bien veremos marcas de pintura roja en las hayas, pero bueno no tiene perdida. Ascenderemos pegados al Arroyo que tenemos a nuestra izquierda, sin cruzar en ningún momento ni el cauce ni el vallado.


La pendiente es considerable al principio de la senda y cuando vamos ganando altura va suavizando. Justo antes de salir del hayedo, veremos algo que no desconcierta y que nos resulta difícil de explicar, son los restos de un antiguo todoterreno que debía pertenecer a los Bomberos Forestales, y que tras un accidente fueron a parar allí.





A partir de aquí el hayedo va perdiendo frondosidad y salimos por una senda más marcada a la parte alta del mismo, rodeados de monte bajo.
Cruzaremos un vallado, con una puerta y llegamos a otra senda mayor que seguiremos hacia nuestra derecha. Desde aquí es posible llegar directamente a la cima de la Peña la Silla, pero en nuestro caso y debido a la cerrada niebla optamos por ir a lo seguro, y continuamos por la senda, tomando las bifurcaciones siempre a la izquierda y ascendente, hasta el Collado de Los Lobos (1.850 m.).



En este collado cruzamos el vallado de alambre y tomamos la senda que sale a la izquierda pegada al vallado y que nos lleva sin perdida a Peña La Silla (1.935 m.) Cuya cima se encuentra sobre un mole de roca cuarcítica con una gran plataforma, y una fácil trepada para acceder a ella.






Volvemos sobre nuestros pies hasta la Collada de Los Lobos y sin cruzar el vallado, tomamos el camino hacia la izquierda. Esta senda cambia de vertiente y discurre por la provincia de Guadalajara. Entre ejemplares de Pino descendemos hacia el Puerto de la Quesera. Poco antes de llegar a la carretera, vemos otra puerta para cruzar el vallado de alambre, y a los pocos metros accedemos de nuevo al Hayedo. Este tramo se ve que esta menos transitado, y la senda es casi imperceptible. Seguimos descendiendo por hayedo por donde nos parece, alguna senda poco marcada, pero se avanza sin problema con tendencia descendente y hacia la derecha para llegar a la carretera lo más cercanos al lugar donde estacionamos sin salir del hayedo.








No hay comentarios:

Publicar un comentario