martes, 25 de febrero de 2014

Peñas Pintas: Corredor "Tobi"

Las Peñas Pintas, con sus 1985 m., no es una montaña que destaque por su altitud, aunque su silueta si que destaca en el paisaje  de la comarca de Riaño, en la montaña Leonesa, dentro del parque regional de los Picos de Europa. Se trata de una  franja de varios kilómetros de roca caliza que va de oeste a este, hasta sumergirse su falda en el embalse de Riaño, siempre visible cuando nos acercamos a esta comarca.


Es una montaña que no conocía, y de la que no teníamos mucha información para ascenderla por alguno de los corredores que se forman por su vertiente noroeste. Un croquis sacado del blog de un amigo, Miguel Pita (VIEJOS ROQUEROS, y un plano sacado de sigpac, era todo lo que teníamos.

COMO LLEGAR
Para acceder a su vertiente noroeste lo haremos desde la localidad de Salamón. Por la N-621 entre Crémenes y Riaño, por debajo de la presa del embalse de Riaño, a la altura del Pk 79 hay un pequeño desvío a la izquierda (si subimos dirección Riaño) que marca Salamón y Lois. Un estrecha carretera nos lleva hasta Salamón, entramos en esta pequeña localidad pasamos por la iglesia (donde podemos dejar el coche). La calle se bifurca en dos, continuamos hacia la derecha hasta la ultima casa,  donde también hay un pequeño sitio para aparcar.




LA APROXIMACIÓN
Desde el final del pueblo de Salamón, salen dos caminos, descartamos el de la derecha que tiene una vallado con una puerta de madera y que indica el camino a la localidad de Salas. Salimos del pueblo por el de la izquierda, entre las últimas casas y ya por una pista  siempre ascendente, recorremos todo el valle. Cruzamos el arroyo y continuamos por la pista, a la izquierda de una aguja que divide el valle en dos. 


La pendiente se acentúa. Pasamos por delante de un pequeño refugio y continuamos hasta la Fuente de los Pastores (hay una bañera), en este punto nosotros volvimos a cruzar el arroyo a nuestra derecha, sin saber muy donde íbamos, pero viendo el plano intuíamos que era por ahí, ladeamos hasta llegar a la base de la pared.
En un día claro no hay ningún problema ya que tendremos de frente la cima de y se verán perfectamente todas las líneas que recorren su vertiente Noroeste.

NUESTRA AVENTURA
Para incrementar el nivel de aventura, el día amaneció nevusqueando y con niebla, por lo que no nos permitió ver en ningún momento nuestro objetivo. Así que tuvimos que poner a funcionar los sentidos e intentar orientarnos mirando el plano y la foto en varias ocasiones hasta localizar la entrada al corredor.

Teníamos intención de ascender por el Corredor Tobi (300 m. III / 2.) Íbamos completamente a ciegas, no teníamos ni idea de donde estábamos ni en que parte de la pared. Después de varias  dudas, “será este?...no! no puede ser… tiene que ser un pala mas ancha…! Y estos espolones de roca no se ven en la foto!...” recorriendo la base de la cara noroeste, donde la visibilidad no superaba los 30 metros. Hasta que por fin apareció! “Yo creo que si.. va a ser este!” Mirando la foto en el teléfono… “esta roca puede ser esta y esta pala si es ancha… venga vamos ello!”.

http://viejosroqueros.blogspot.com.es/

Las condiciones de la nieve eran muy buenas, por no decir que perfectas. El corredor es muy evidente y me imagino que mucho mas si lo ves desde la base en un día claro. Nos ponemos el arnes y colgamos el material, pero no nos encordamos.


Comienza por una pala ancha a unos 45-50º hasta la bifurcación de los dos corredores que suben directos a la cima (Justino y Tobi), aquí la pala se estrecha y toma una tendencia a la derecha, desde aquí en un día claro me imagino que se pueda ver la línea entera. Es un corredor sencillo, si las condiciones son buenas, y fácil de proteger, al discurrir entre dos espolones de roca durante todo el recorrido. La inclinación es continua entre los 50º y los 60º. 



Nosotros vamos cómodos y decidimos seguir sin encordarnos. Llegamos a lo más complicado, la salida a la arista, donde en esta ocasión se podía salir por 2 variantes, pegados a la pared izquierda, que debe ser lo normal, o por una línea más fina de nieve un poco mas a la derecha. Nosotros salimos por esta línea mas fina. La pendiente se incrementa considerablemente (65º-70º o más), la nieve sigue siendo buena, hasta llegar a la salida a la arista. Aquí pierde consistencia y ya no hay vuelta atrás, ni posibilidad de encordarse, la tensión aumentó considerablemente, pero salimos a la arista sin mayores problemas. 





Para llegar a la cima hay que continuar a la izquierda por palas fáciles.

Desde la cima las vistas deben de ser muy buenas con el embalse de Riaño a nuestros pies y vistas de toda la Cordillera, pero nosotros no pudimos ver nada, parecía que quería abrir, pero no había manera.




DESCENSO
Nuestra aventura todavía no había terminado, había que bajar… y por donde? Seguíamos sin ver nada, una visión de 20-30 metros hacia abajo sin saber lo que vendría después. El teléfono se queda sin batería por el frio. La imagen del plano sigue presente en la mente. Hay que intentar bajar hacia la collada para luego cruzar a la otra vertiente. Vamos bajando buscando palas de nieve, sin alejarnos mucho de la arista vamos descendiendo sin problema. Dudamos si tirarnos por alguno de los pequeños corredores que hay a nuestra derecha, pero ante el desconocimiento de que habrá decidimos seguir por donde íbamos. La nieve empezaba a escasear y aflora la roca, destrepes entre roca y tapines de tierra nos hacen sudar. No sabemos a donde vamos y si tendrá salida, se intuyen cortados de roca. Hacemos una travesía a la izquierda por una vira de roca y encontramos otra canal con nieve… y por fin la niebla se abre un poco y vemos que vamos bien unos metros mas abajo la pendiente se suaviza y ya vemos la collada. “Por fin! Vaya descenso!, mas difícil que el corredor!” Cruzamos la collada, y por un bosque de hayas hasta cruzarnos con el camino de la subida y de nuevo a Salomón.




No creo que esta sea la ruta de descenso normal, por lo que os recomiendo que no la sigáis, tiene que haber algo más fácil seguro, pero al no ver nada y no tener ninguna referencia bajamos por donde pudimos.



1 comentario: