Ascensión al Tres Mares

Travesía realizada dentro del calendario de actividades del Club Montañero Benaventano en la Montaña Palentina, entre el Puerto de Piedrasluengas y la E. I. de Alto Campoo, ascendiendo a Peña Labra (2.029 m.) y al Pico Tres Mares (2.171 m.)




DATOS TÉCNICOS
DIFICULTAD: FUERTE
DISTANCIA: 9 Km.
DESNIVEL: 
Positivo 810 m. Negativo 480 m.
HORARIOS: 5 h 30 min. (con paradas)
TRACK: Descárgate aquí el track
(en el track no esta incluida la ascensión al Peña Labra desde la collada)
  

COMO LLEGAR
La ruta se inicia en el Puerto de Piedrasluengas, limítrofe de las provincias de Palencia y Cantabria. Para llegar a él nos dirigiremos a Cervera de Pisuerga (Palencia) y por la CL-627 en dirección Potes,  durante 26 Km, llegaremos al alto del Puerto. Un excelente mirador de los Picos de Europa.




Recordar que se trata de una travesía que realizamos con un autobús, es necesario que nos vayan a buscar al final de la ruta o la utilización de 2 vehículos.

LA RUTA
Se trata de una Travesía entre las provincias de Palencia y Cantabria, ascendiendo a Peña Labra y al Pico Tres Mares.

Iniciamos la ruta en el Puerto de Piedrasluengas, cruzando un vallado ganadero electrificado junto a la carretera.

El comienzo de la ruta es por pista, que abandonaremos rápidamente para buscar una senda que asciende con fuerte pendiente, entre prados, brezos y monte bajo hacia la cresta rocosa de Peña Labra, que tenemos desde el inicio de la ruta frente a nosotros.
Iremos en dirección a un verde collado a la izquierda de una antena. Llegamos así a una zona más llana de praderas, con varios rebaños de vacas y caballos.
La senda continua junto a un característico bloque de conglomerado en mitad de la pradera.






Continuamos por las sendas que se pierden entre los brezos, ladeando por pendientes suaves, en dirección a otra collada, junto a un farallón calizo donde se abre el valle del Arroyo del Vado.

Aquí la senda desciende unos metros y continuamos ladeando a media altura en dirección al Tres Mares, dejando atrás la Peña Labra.




Nos queda ahora salvar un desnivel  de 200 m. hacia una pequeña collada donde finaliza el muro cocoso de la cima de la Peña Lara, por su punto mas débil y mas fácil de pasar, para afrontar esta primera cima.

Una vez en la collada, el llegar a la cima es mero trámite, por una bien marcada senda  de cantos rodados y con jitos. En pocos metros vemos la plataforma cimera de la Peña Labra y el vértice geodésico que hay en su cumbre, con unas preciosas vistas.







Desde la cumbre de Peña Labra (2.029 m.) formada por el afloramiento de conglomerados de cuarcita, volvemos sobre nuestros pasos y recorreremos el cordal en dirección al Tres Mares, por senda con poco desnivel, pasando un caos de bloques de conglomerado y cruzando un Vallado ganadero.



La propia senda hace que abandonemos el cordal hacia la vertiente sur, con un precioso paisaje de cortados rocosos entre la cumbre del Tres Mares y el Cuchillón.





Ascendemos por una corta, pero pendiente canal que nos lleva de nuevo al cordal. Ya vemos el mirador que hay en la cima del Tres Mares, pero la senda ladea sin pendiente pero por un tramo algo aéreo por encima de unos cortados, hasta llegar a las pistas de la estación de esquí de Alto Campoo.



Subimos unos últimos metros para llegar al Pico Tres Mares (2.171 m.), llamado así por que cada una de sus vertientes vierte su aguas a un mar,  su ladera oeste vierte al Nansa, que desemboca en el mar Cantábrico; su ladera norte desagua a la cuenca del Híjar-Ebro, que desemboca en el Mediterráneo, y su cara sur vierte aguas al Pisuerga, que uniéndose al Duero desemboca en el Atlántico.




Durante todo el recorrido se disfruta de unas preciosas vistas de los montes de Campoo y Saja, hasta el mar por el norte, de los Picos de Europa hacia el noroeste, de Fuentes Carrionas y la Montaña Palentina hacia el oeste, de la meseta castellana hacia el sur, y de los valles de Valderredible y las Merindades hasta los Montes de Ordunte.

El descenso hasta la Calgosa, lo hicimos por las pistas de la E. I. de Alto Campoo, por un paisaje de montaña destrozado por las pistas de esquí y los remontes, donde en las épocas que no hay nieve se aprecia perfectamente la mano del hombre y que confirma el lema de MONTAÑAS EN RED: PROTEGER LAS MONTAÑAS ES CUIDAR EL FUTURO!!







No hay comentarios:

Publicar un comentario