Splitboard: Pico El Arenal y Peña del Viento

Espectacular nevada la que ha caído en la Cordillera… y seguimos conociendo nuevos valles y montañas, con preciosos descensos.


En esta ocasión, con Willy,  en la zona de Puerto de San Isidro, pero alejados de la masificación de sus pistas de esquí.


Iniciando la ascensión desde el Puente de Wamba y sin tener mucha idea de donde ir, cambiando de planes a medida que avanzábamos y veíamos las llamativas laderas, finalmente ascendimos al Pico El Arenal (1.886 m.) y a la Peña del Viento (1.992 m. según el plano 2.000 m. según la chapa de cima), con muy buenos descensos sobre sus cargadas laderas y con la nieve perfecta.


COMO LLEGAR
Al puerto de San Isidro, al ser límite de provincia entre León y Asturias se puede llegar por cualquiera de sus dos vertientes. Nosotros por la Leonesa, desde Boñar en dirección norte por la LE-331, y tras bordear todo el embalse del Porma, llegamos a la localidad de Puebla de Lillo, continuamos, pasaremos Isoba, y un kilómetro antes de la entrada a la E.I. de San Isidro, en una curva cerrada a la izquierda, está el Puente de Wamba, con muy buen sitio para aparcar. En esta ocasión como las cunetas estaban llenas de nieve, tuvimos que aparcar en la entrada a las primeras urbanizaciones de la estación.



Comenzamos la ascensión desde la misma carretera del puerto de San Isidro, por el Camino de Wamba, que discurre por la Vega de los Fornos. Tras pasar por encima de 3 construcciones y cuando el camino comienza a perder algo de altura, se nos abre un valle a la izquierda y decidimos seguir por él.



Ascendemos al cordal de nuestra izquierda para ir ganando altura progresivamente. Las vistas se van abriendo con el imponente Pico Torres destacando sobre los demás, y las opciones se multiplican, todavía no tenemos claro cual será nuestro primer objetivo. Aunque ya no vamos fijando en la ladera que tenemos de frente.


 Nos encontramos con un Peña que podemos evitar por izquierda o derecha, tomamos la opción de la derecha. Las mandas recorren las laderas. Ya estamos a los pies de la ultima ladera de el Pico El Arenal. Desde aquí ya tenemos mas claro lo que vamos hacer. Si cogemos las laderas que bajan hacia Los Fornos después podremos ascender a cualquiera de las 2 cimas que tenemos del otro lado del valle, sin saber como se llaman, posteriormente vemos que son la Peña del Viento y Les Rapaines.






Ascendemos esta última pala con una pendiente moderada y disfrutamos de un primer descenso espectacular, nieve perfecta y pendientes moderada al principio que se van suavizando y  que hacen que disfrutemos como enanos hasta Los Fornos, donde nos encontramos con la huella de la gente que ha subido con raquetas hacia la Peña del Viento.





Ponemos de nuevo las focas y comenzamos a ascender. Pero como hay tal cantidad de nieve, no seguimos el camino normal sino que progresamos por vallecillos y laderas vírgenes, que posteriormente descenderemos, hasta llegar al Collado de las Agujas, donde de nuevo las vistas se abren espectacularmente hacia el Parque Natural de Redes, con Brañagallones a nuestros pies.






Nos quedan unos ultimos metros de fuerte pendiente para llegar al cordal y la cima de la Peña del Viento.





Durante el ascenso me he fijado en 2 canales que bajan directamente de la cima, acumulan nieve y no tienen peligro, pero la pendiente es considerable, probablemente la mayor que haya descendido nunca. Al asomarme desde la cima la adrenalina se dispara, no veo mas de 4 metros y luego vacío. Otros montañeros que hay por detrás de mi se sorprenden y asustan… “te vas a tirar por ahí…? Ahí madre!!!” “creo que si.. aunque no estoy muy seguro”… el corazón se dispara y me lanzo! Buahhhh!!!! SALVAJE!!!! 3 o 4 giros en la canaleta, la nieve se desprende y  baja mas rápido que yo… subidón! 








El resto un descenso magnifico por palas anchas y un pequeño tubo siguiendo el Arroyo de la Aliviada. Un largo descenso hasta que la pendiente ya no es suficiente para la tabla… Willy sigue progresando ayudándome, pero llega un punto donde necesito seguir andando y decido subirme a mi derecha, hacia “La Libiada”, un pequeño refugio abandonado y desde allí la cima que tengo de frente para intentar llegar deslizando hasta la carretera a la altura el Puente de Wamba, con un pequeño pero disfruton descenso entre grandes escobas.  Con esquis es posible continuar por el valle hasta la carretera unos metros por debajo del Puente de Wamba.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada