Brañacaballo desde Tonín de Arbás

El Brañacaballo o Cueto Millaró con sus 2.182 m. es la cumbre más alta de la montaña central Leonesa, entre el Macizo de Las Ubiñas y el de los Mampodres.

Se puede ascender desde varios puntos y vertientes:

Por el Sur: desde Millaró de la Tercia.
Por el Este: desde Piedrafita
Por el Oeste: desde Complongo o desde Tonín de Arbás.



En esta ocasión aprovechamos una salida de los amigos de Santa María del Páramo, que tenían previsto ascender a esta cima desde la localidad de Complongo (León). Y ya que en las últimas semanas las nevadas en todo el norte habían sido copiosas, pensábamos que podríamos ascenderlo pisando nieve desde el mismo pueblo, pero por lo visto, en los últimos días, las lluvias y las altas temperaturas habían hecho que se fuera mucha de la nieve caída. Aún así pudimos foquear desde una altura aproximada de 1.300 metros, unos metros antes del Collado del Pozo (1.416m.).

COMO LLEGAR
El acceso a la localidad de Complongo, Tonín de Arbás o Millaró de la Tercia, se realiza desde la N-630 entre la localidad de Villamanín y el Puerto de Pajares , a la altura del Pk 93,8 (Complongo y Tonín de Arbás) y el Pk 96 (Millaró de la Tercia), están los desvíos a estas localidades.

Complongo se encuentra a escasos 500 metros de la Nacional, pudiendo aparcar el coche a la altura de la Iglesia, justo antes de cruzar el Arroyo Complongo.




LA RUTA
En dos grupos, unos andando y otros con esquís y splitboard, realizamos la ascensión, iniciándola desde la localidad de Complongo, por una pista que sale después de cruzar el Arroyo en dirección a Tonín de Arbas. 
A mitad del pueblo a la derecha, sale una pista muy evidente con dirección a la Collada Antón. En la primera curva a la izquierda, el grupo de esquís, cogimos el valle que sale de frente por una senda entre escobas para salir al Collado del Pozo. Hasta unos metros antes del collado no había nieve, por lo que nos toco tirar de las tablas a la espalda. Y a partir del collado, a veces por la pista, ya que era el único sitio donde había nieve, y según ganábamos altura buscando las palas buenas de nieve, ascendimos  por las Baragañas y La Llana los Picos. Desviándonos de la pista a la izquierda para llegar a la Collada Tapeal (1.624 m.).



Aquí la nieve era abundante en algunas zonas, ya que estaba muy venteada, acumulando en las zonas protegidas y escaseando en los cordales y zonas expuestas al viento, donde la nieve era prácticamente hielo.

Desde aquí es visible ya la cima del Brañacaballo y únicamente hay que seguir el cordal Oeste hasta llegar a la cumbre. Nosotros buscamos las zonas con mas nieve y menos pendiente (marcado en el plano en rojo), pasando por el paraje del Picarillo y Valdemenan, hasta el Brañacaballo o Cueto Miralló (2.182 m.)






Las vistas desde aquí en un día claro como el que pillamos son impresionantes, y aún más al estar nevadas todas las cumbres de la Cordillera, dándote cuenta de su inmensidad.  Es visible, hacia el Oeste el Teleno y la Cabrera, el Macizo de las Ubiñas, destacando la vertiente Sur de Peña Ubiña, las Peñas del Prado, el Pico Cellón,  hacia el norte el Pico de la Carba, el Estorbin y la Peña Cuaña, hacia el oeste en primer plano el Huevo, el Faro, El Bodón, el Correcillas, Los Mampodres,  y hacia el horizonte los picos de Europa y la Montaña Palentina y hacia el Sur el Fontún.


 

EL DESCENSO
Buscando la mejor nieve, hacia la vertiente suroeste (marcado en el plano en verde). Las primeras palas con nieve dura y con las pendientes más fuertes. Continuando por la Braña Vieja y Valdemenán, con pendientes más suaves y mejor nieve. Disfrutando en un par de pequeños tubos con nieve polvo muy disfrutona hasta la Braña Cabeza. Aquí yo crucé la pista y bajé hasta donde se acababa la nieve entre brezos y escobas. Después me toco remontar el valle andando para salir a la pista a la altura de la Llana de los Picos, y ya por la pista algún tramo y por donde podía entre los brezos hasta la Collada Fondera (1.357 m.) desde donde se puede ver Complongo. Y ya andando entre escobas  y prados hasta el pueblo.

Un bonito y fácil descenso en el que acumulas prácticamente 800 metros de desnivel, pudiendo llegar a los 1000 metros si las condiciones son óptimas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario