Laguna y Cascada de Sotillo

La Laguna de Sotillo es una de las muchas lagunas glaciares que hay en la comarca de  Sanabria. Situada en la Sierra Segundera, a una altitud de 1.600 metros, desagua por el Arroyo Pingón que cae en uno de sus tramos muy verticalmente, formando la Cascada de Sotillo.


La Cascada de Sotillo, será de las rutas más transitadas y visitadas del P. N. de Lago de Sanabria, sencilla y bonita, es una ruta muy recomendable. Combinándola con la Laguna de Sotillo se hace una ruta más interesante y larga, con variedad de paisajes (robledal, pastos, monte bajo, lagunas y cascadas) y varios miradores a lo largo de la ruta. Se puede realizar en cualquier época del año, teniendo cada estación un aliciente diferente, los colores del otoño, el hielo y la nieve en invierno y el agua torrencial en la primavera. Quizás siendo la menos recomendable el verano, sobretodo por la masificación que tiene la ruta de la cascada en verano y algunos festivos.


COMO LLEGAR
Llegar a la localidad de Puebla de Sanabria por la autovía A-52. Desde allí tomaremos la ZA-104 en dirección al Parque Natural del Lago de Sanabria. En el Puente de Sanabria, tras pasar la rotonda, nos desviamos a la izquierda a la ZA-L-2692. Continuamos por esta carretera durante 6 Km y llegaremos a la localidad de Sotillo de Sanabria. Podremos estacionar a la altura de la iglesia y nos metros más adelante hay una pequeña plazoleta. Desde aquí iniciamos la ruta.



La ruta se puede hacer en ambos sentidos, pasando primero por la cascada y luego por la laguna, o en sentido inverso y por diferentes sendas en el tramo entre Sotillo y la cascada. Yo es describo la ruta desde Sotillo de Sanabria a la Laguna de Sotillo y bajando por la cascada de Sotillo y por el fondo del valle de nuevo a Sotillo.


DATOS TÉCNICOS

DIFICULTAD: MEDIA
DISTANCIA: 13 Km aprox.
DESNIVEL (positivo): 550 m.
HORARIOS: 4-5 h.
TRACK: Descárgatelo aquí



LA RUTA
La iniciamos en una plazoleta al lado de la iglesia de Sotillo de Sanabria.
Actualmente las rutas que hay en el entorno de Sotillo están perfectamente señalizadas, con postes de madera y señales indicativas, por lo que es fácil de seguir. En esta ruta hacemos tramos de 3 rutas con diferente señalización.


Nosotros iniciamos la ruta teniendo como primer destino la Laguna de Sotillo, por lo que iniciamos la ruta ascendiendo por la calle principal de Sotillo, donde hemos estacionado, hasta un gran Castaño al final del pueblo, donde la calle se bifurca en 2 caminos y donde hay una señal de las diferentes rutas marcadas.



Tomamos el camino de la derecha que entre robles va ganando altura muy progresiva y cómodamente. En las pocas intersecciones que tiene el camino seguiremos el camino más marcado y los postes de madera. Llegamos a un punto donde el camino se convierte en senda, y al poco pasamos por uno de los miradores hacia el valle con la cascada de Sotillo de frente (fraga de Valmalo), en nuestro caso la niebla nos impidió disfrutar de la panorámica.




Continuamos por la senda ladeando este valle glaciar hasta el fondo del mismo, entre grandes robles y morrenas del glaciar, pasando por una gran pradera y cambiando progresivamente el paisaje de robledal, a prados de altura y monte bajo.





  
Ladeamos bajo el Alto de los Fitos, cambiando a la ladera norte del valle y llegamos a una intersección de la senda, con señalización de las distintas rutas.  A nuestra derecha tenemos la Laguna de Sotillo a menos de 300 m. Aunque de origen glaciar, la mano humana está presente, ya que tiene una pequeña presa que aumenta el volumen de agua que acumula y regula el caudal del Arroyo. En esta ocasión y debido a la poca precipitación que ha habido este verano, la Laguna tenía el nivel natural de la misma.





Volvemos por la senda y tomamos dirección a la cascada de Sotillo, por el valle por el que desagua la laguna junto al Arroyo Pingón.

Cruzamos su cauce por un bonito puente de madera, y nos adentramos de nuevo en el bosque. Abedules y robles y el sonido del arroyo precipitándose por pequeñas cascadas nos anuncian que estamos cerca de la cascada de Sotillo.





El descenso por la ladera norte del valle es con mucha pendiente y con pequeños destrepes sobre roca. Enseguida llegamos a la senda de ascenso normal a la cascada desde Sotillo y a la cascada. En esta zona de la ruta será habitual que nos cruzamos con bastante gente, en función de la época del año, estando un poco masificada en verano.





Antes de llegar a la cascada, nos asomaremos a otro de los miradores de la ruta, desde donde se puede ver todo el valle que recorrimos durante el ascenso.



Desde la cascada hay 2 opciones de descenso hasta el pueblo, nosotros elegimos la del fondo del valle. Por lo que seguimos descendiendo pegados al arroyo, por una senda de fuerte pendiente y escalonada hasta el fondo del valle donde cruzamos de nuevo el Arroyo por otro puente de madera. Y sin perdida por el camino que nos lleva de nuevo al gran Castaño a la entrada del pueblo, entre robles y castaños.









No hay comentarios:

Publicar un comentario