Valverde: Directa de los Arellanos

Tenia ganas de hacer esta vía, sobretodo por las llamativas fotos que salen en la Guía de Adrados, de los 2 mejores largos de la vía, el 4º y 7º largo.


Es una vía, larga, que tiene de todo, largos muy buenos de mucha calidad de roca y otros muy fracturados, con mucha roca suelta, mucho matojo y tumbados que no merecen mucho la pena. Es un terreno de aventura, con una equipación justa de hace 20 años,  muy vieja y oxidada, aun así había más seguros fijos de los que esperaba. Spits de métrica 8, viejos y oxidados (algunos dan un poco de miedo) clavos y algún puente de roca con cintajos y/o cordinos que están para tirar.

A mí me pareció una vía con el grado obligado, ya que aunque los pasos más duros están protegidos con spits, para llegar a alguno de ellos, por ejemplo en el techo del 4º largo, te obliga a apretar para llegar a él, o en el canalizo del 7º largo, los distanciados entre spits te obligan a escalar, y ninguno de los 2 pasos saldría en Ao.



Nuestra intención era combinarla con otra vía del Torres, en principio “La Guija” y hacer otra actividad del tipo a la que hice con Edu hace un par de años, Pico Valverde y Torres: Pilar delTrasgu y Directísima, pero nos salió un día muy caluroso, dándonos una templa el sol que hizo que llegáramos casi sin agua a la Collada de Valverde, con el sol en pleno auge, y que hizo que descartáramos el seguir escalando y decidimos bajarnos para abajo. Si se combinan estas dos vías saldría una muy buena actividad de montaña, dura, con más de 500 metros de escalada.



La Sierra de Valverde y el Pico Torres se encuentran en la provincia de Asturias, en el límite de provincia con León, con acceso por el puerto de San Isidro.


COMO LLEGAR
Al puerto de San Isidro, al ser límite de provincia entre León y Asturias se puede llegar por cualquiera de sus dos vertientes:

Por la Leonesa, desde Boñar en dirección norte por la LE-331, y tras bordear todo el embalse del Porma, llegamos a la localidad de Puebla de Lillo, continuamos, pasaremos Isoba, y la entrada a la E.I. de San Isidro, poco después está el límite de provincia.

Por la Asturiana en la salida 53 de la A-66, por la AS-112 dirección Moreda, continuamos durante 17 Km hasta Cabanaquinta, donde la carretera pasa a ser la AS-253. Continuamos por esta carretera, pasando por las localidades de Levinco, Collanzo, Llanos, Pino, Felechosa, hasta el alto del puerto, después varias  curvas. 

Desde el límite de provincias, bajaremos hacia la vertiente asturiana 1,5 Km, hasta la Braña Torres, donde estacionaremos en un apartadero que hay en la carretera, junto al camino hormigonado que da acceso a las brañas.




APROXIMACIÓN
Accedemos a la Braña Torres por el camino hormigonado, en la primera bifurcación tomamos a la izquierda, pasamos al lado de la Ermita de Nuestra Señora de las Nieves. Salimos de la braña por una senda marcada, viendo ya nuestro objetivo, aunque no es fácil  de identificar el pie de vía hasta que estas allí mismo. Como referencias, la canal que parte la pared sur de la Sierra de Valverde y el desplome del 4º largo.

No os se decir si por donde subimos nosotros es el camino normal o hay algún otro mejor, pero por donde os voy a describir se llega sin problemas, entre trazas de senda algo cerradas por los arbustos rastreros que te pinchan en las piernas.

Nada más salir de la Braña, a nuestra derecha, vemos una zona herbosa más abierta en la parte alta y más cerrada por arbustos en la parte baja. La senda sigue de frente y se adentra en una zona de urces muy altas que no os se decir a donde lleva. Subimos buscando el mejor camino, por trazas de senda entre los arbustos pinchones, que en la parte alta se abren y de anda sin problemas por prados y sendas.
Cuando nos encontramos ya casi pegados a la pared, tomamos como referencia el techo del 4º largo. Hay que localizar el diedro del 1º y 2º largo, y mirando detenidamente, veremos con pintura roja muy desgastada el nombre la vía en el pie de vía y por encima los spits que protegen los primeros metros.

SIERRA DE VALVERDE: DIRECTA DE LOS ARELLANOS MD (300 m. / 6b+)
La vía fue abierta por Ramón Canales, Armando Garcia y Felipe Martínez en Mayo de 1997.


L1. 20 m. 6b+. Es un largo muy corto que supera un muro algo desplomado protegido con 2 spits y un clavo. No es difícil pero tira para atrás y aunque la roca es compacta si que hay alguna presa que da miedo tirar de ella.



Un vez superada la zona desplomada seguiremos por una especie de diedro roto y sucio hasta toparnos con la R1 (3 spits)





L2. 50 m. V. Salimos en travesía a la izquierda, creo recordar que hay un clavo, y escalamos el diedro con tendencia a la derecha, algo roto y con vegetación. Hay un spit para proteger algún paso.


Una vez finalizado el diedro, el camino a seguir no es muy evidente. Pero como es fácil seguiremos la intuición, salimos a una gran repisa con arbustos pinchones en dirección a un cintajo negro en muy mal estado donde montamos la R2.



L3. 30 m. IV. Largo fácil pero poco evidente. Roca tapizada de arbustos. Escalamos buscando la roca más compacta hasta otra repisa bajo el techo del cuarto largo. La R3 tiene un spit y un clavo.




L4. 30 m. 6b+. Uno de los largos buenos de la vía, de hecho muy bueno. Salimos hacia la izquierda en búsqueda de una placa de carboncillos protegida con varios spits. El principio de la placa es sencillo y los carboncillos son grandes y netos. Hay que moverse por la placa de izquierda a derecha. Según avanzamos los carboncillos se hacen más pequeños y menos netos, con un paso fino a la altura del último spit. Tengo entendido que en esta zona se rompió un buen carboncillo y que ahora está algo más duro.


Ahora tenemos el que para mí fue el paso más duro, y que aunque tenemos varios spits por debajo, no dan mucha confianza para volar sobre ellos.
Hay que incorporarse por la placa para enganchar unos invertidos y en bavaresa con tendencia a la derecha llegar al siguiente spit por encima del techo, un paso obligado y tirón. A partir de ahí, aunque desploma algo, el canto es muy bueno y siguen habiendo spits y algún clavo para superar los techos.


Salimos a una placa de roca compacta, y con varias buenas presas para llegar a la R4 (2 spits y un clavo).




L5. 50 m. IV+. Largo sencillo que sigue el filo del espolón, algún tramo compacto y otros de grandes bloques. Al final del espolón, en una especie de hombro montamos la R5.



L6. 40 m. II. Largo de transición. Salimos andando desde la punta,  por el filo del espolón hacia una canal herbosa, primero descendemos unos metros y nos metemos en la canal con una fácil trepadina sobre roca compacta para llegar a la base de la fisura/diedro por el que comienza el siguiente largo. R6 un puente de roca.




L7. 30 m. 6a. Este es el mejor largo de la vía junto con el 4º. El grado está bastante ajustado, y aunque está protegido con spits, distancian y tiene varios pasos obligados en el canalizo.

Comienza por una fisura diedro en autoprotección, no es difícil, pero si que tiene un paso tonto a la salida con tendencia a la derecha. Nos subimos a una repisa herbosa y empezamos la escalada del canalizo.



Canalizo rugoso, como con gotas de agua, bastante vertical y bastante forma, pero apretón. Oposiciones, regletillas y manos y pies por el canalizo te hacen sudar hasta llegar a la R7 (un spit)





L8. 25 m. V+. Largo bastante corto, con unos primeros metros muy buenos de roca muy compacta. Salimos con tendencia a la izquierda para superar el techo que tenemos encima e incorporarnos en la placa de adherencia. Un único spit protege estos metros de placa con un canalizo poco marcado que también te hace sudar. Otro paso obligado en el que no te puedes poner nervioso.

El resto del largo es mero trámite y nos lleva a otra gran repisa donde montaremos la R en la base de un canalizo diagonal, en una oquedad donde hay puentes de roca.

L9. 40 m. III+. Nosotros salimos por un canalizo en diagonal a la derecha para luego seguir por la vertical. El camino no es muy evidente, pero por el grado que dan, debe de ser por ahí… Hay otros muchos canalizos que caen verticales, pero serian difíciles de proteger y no parecen de III grado.


El canalizo diagonal es muy sencillo, buen canto y algo te deja proteger, seguimos trepando por unas placas tumbadas hasta que se acaba la roca compacta y montamos la R donde podamos.

Quedan unos metros de trepada fácil entre arbustos y roca para salir a la parte alta de la pared ya andando.


Para llegar a la cima de la Peña La Capilla (1.945 m.) salimos desde la R9 andando, salimos a unas canales herbosas con trazas de senda, vamos ganando altura, a nuestra izquierda hay otra canal herbosa, pero requiere un destrepe, si seguimos ganando altura cruzaremos una canal que cae hacia el sur, hacia el puerto y llegaremos a la arista rocosa unos metros por debajo de la cima, con una abertura para bajar hacia el Torres. Para llegar a la cima hay que trepar 4 metros.




EL DECENSO
Hay que destrepar con cuidado hacia la abertura en la arista y entre hierba y roca destrepar hacia la Collada de  Valverde .

Desde  la Collada de Valverde, bajamos en dirección este, hacia la Majada de Torres y el  verde Valle de Torres que circunda la Sierra de Valverde por el Oeste. Cogemos aquí una buena senda, que señalizada con marcas rojas nos baja de nuevo hasta la Braña Torres.





No hay comentarios:

Publicar un comentario