Brañacaballo desde Millaró de la Tercia

Queríamos hacer algo de travesía y son tantas las opciones que no sabíamos… “y si vamos al Brañacaballo desde Millaró…?”. Era una buena opción con un largo descenso hasta el mismo pueblo.

El año pasado habíamos ascendido a esa misma cumbre desde Tonín de Arbas. Pero la tenia apuntada en la agenda mental desde Millaró de la Tercia, al ver sobre el plano que era un descenso largo y directo.

Para allá fuimos el Sábado 06/03/2015, Jordi, Pili y yo. Y nos gustó tanto el descenso... que lo hicimos 2 veces. Dos ascensiones con sus dos descensos al Cueto Miralló o Brañacaballo, 1500 metros de ascensión y otros tantos de descenso, disfrutando de la nieve, dura a primera hora y primavera en los descensos, llegando esquiando hasta el mismo pueblo.


COMO LLEGAR
El acceso a la localidad de Millaró de la Tercia, se realiza desde la N-630 entre la localidad de Villamanín y el Puerto de Pajares , a la altura del Pk 96, está el desvío a esta pequeña localidad Leonesa, en la que en invierno no vive nadie, por una estrecha, sinuosa carretera.

Unos metros antes de llegar a las casas hay una entrada a una cantera donde podremos estacionar y dar la vuelta.



LAS ASCENSION Y DESCENSO
Millaró de la Tercia se encuentra a 1400 m. de altitud sobre el nivel del mar. Y con la nevadona de este año, iniciamos la ascensión con los esquis desde la primera casa del pueblo. Cruzamos el pueblo y en la salida del mismo el camino se bifurca en dos, tomamos el ramal de la izquierda, ganado altura progresivamente por una pista hacia la Collada Carrozal (1.503m.). 







Desde la Collada se podría seguir por la pista, pero con la cantidad de nieve que había, no era necesario, pudiendo subir por cualquier lado.

Continuamos a peto por el margen izquierdo del vallecillo que forma un bonito tubo al que echamos el ojo para la bajada.





Con la cima del Brañacaballo ya en el horizonte, solo es ascender por las inmensas palas de nieve, buscando el mejor terreno, pasamos por “La Vela”, “El Llano del prado” y la “Muria del Sapu”. A partir de aquí la pendiente se incrementa sensiblemente y ascendemos los últimos 300 m. de desnivel por las “Barreras del Cueto” hasta la cima del Cueto Miralló o Brañacaballo (2.182 m.).

Las vistas desde la cima, preciosas, se divisan todas las cimas de la Cordillera desde los Ancares a la montaña Palentina, completamente nevadas.




Para el descenso nos hablaron de la pala de la vertiente sureste hasta un refugio, pero luego hay que hacer una larga diagonal para volver a salir al “Llano del Prado”, teniendo que foquear si te bajas mas de la cuenta, por lo que decidimos baja por la mismas palas de la ascensión.








Dos muy buenos descensos de 800 metros de desnivel hasta la ultima casa del pueblo… que voy a decir.. UNA GOZADA!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada