Hoces de Vegacervera: Necios al Rastro

Hacía tiempo que no compartía cordada con Luis Canseco, y en una de las tardes de este verano, aprovechamos para conocer una  buena y desconocida vía de las Hoces de Vegacervera, “Necios al Rastro”, vía completa, con calidad de roca y con variedad de escalada, fisuras, placas adherencia, canalizos, chorrera de huecos, placas de mini presas... Parcialmente equipada en las placas y ciertos pasos, pero también con un largo completamente limpio.


La tenia apuntada en la agenda desde hacía tiempo. No tenía ni idea de su existencia, hasta que un día por casualidad, pidiendo info a Miche de “La Mandrágora” para hacer la reseña, me facilito el croquis de esta otra vía.
  
La vía está en el sector Calorros a la derecha de la archiconocida y repetida “El Filandón”.

Lo más difícil, un muro en el segundo largo, de placa con agujeros minúsculos, que te hace moverte y confiar ciegamente en los pies, sobretodo en la salida del último parabolt.
  


El Sector Calorros se encuentra en la parte sur del desfiladero, según subimos desde Vegacervera, a la entrada de las hoces a mano izquierda. Después de los sectores Pared de Moda y Tubo del Guardia.

Es recomendable aparcar al lado del Bar La Roca (en ruinas), en el centro de las Hoces. También hay un pequeño aparcamiento frente a la Pared de Moda.


Para acceder a este sector hay que hacer un trepada de unos 15 m. de frente a la cueva del Tubo del Guardia e ir hacia la derecha por una senda. A la altura de un hombro hay un spit al nivel de suelo, aquí empiezan varias vías entre ellas “El Filandón”.



Para llegar al pie de vía hay 2 opciones:

1.    La que hicimos nosotros, que puede ser algo expuesta, con una trepada algo sucia. Para ello destrepamos por una canal herbosa y con alguna zarza desde el hombro, para luego trepar por roca con bastante vegetación a un nicho herboso donde comienza la vía.
2.    La que posteriormente nos recomendaron los aperturistas, que sería escalando el primer largo del Filandón, para posteriormente rapelar al pie de vía.

NECIOS AL RASTRO (6a+) 120 m.
La vía la abrieron Miguel Ángel Garcia “Miche” y Jesús Palazuelos “Apala” Entre los días 7 y 16 de Septiembre de 2006.

El nombre, según explicaciones de Miche, “vino de un anuncio en el “Pescador” de venta de perros de caza. Desde luego "Necios al rastro" también se puede aplicar a muchas otras cosas en nuestra naturaleza humana”.

Croquis de Miche

Como he dicho antes, hay un par de opciones para llegar al pie de vía, donde es recomendable montar una R0, por si acaso, ya que aunque el nicho es cómodo, evitaremos una posible caída por la canal herbosa.


  
L1  (6a) 20 m.  El primer largo es evidente, seguiremos la línea de parabolts. No es muy largo y está protegido con 5 parabolts, aunque meteremos algún cacharrin más. Empieza por una especie de canalizo con buena presa (IV+), con tendencia a la izquierda afrontamos un placa fina pero con algo de presilla. (6a). Y un último paso en travesía a la derecha en adherencia para llegar a un nicho donde está la R1 (2 parabolts)





L2  (6a+) 55 m. El mejor largo de la vía, largo y variado. Empieza con muro de agujeros disfrutón protegido con un parabolt (V+), para coger una fisura limpia, en diagonal a la derecha, que nos deja bajo el muro /placa más difícil de la vía.


Se trata de un muro/placa de presas de yemas, muy pequeñas, en el que te tienes que mover de lado a lado, lo cubren 3 parabolts. Mucha confianza en pies y micropresas para las manos. Para mí lo más difícil y psicológico el salir del último parabolt, hasta que llegas a una presa buena (6a+), quizás algo más…

El largo continúa por terreno mucho más sencillo pero poco evidente, buscando fisuras donde protegernos con pasos de plaza intermedios (IV+) hasta que llegamos a ver la R2 (dos parabolt), en una terraza con piedritas y vegetación por encima de un arbolito.


L3  (IV+) 45 m. Largo fácil,  más tumbado y con muy buena presa (IV+). El largo esta completamente limpio. Hay que seguir el terreno evidente de grandes lajas y fisuras y continuar por una especie de espolón más plaquero, pero muy fácil.



Actualmente a mitad de largo hay un parabolt con anilla que se mueve y que se pretende quitar. La R3 está unos metros por encima, ya casi fuera de la vertical (un parabolt con anilla).


DESCENSO
La vía no es rapelable, y hay que salir andando por la parte alta de las hoces, hay varias líneas de rápeles que se pueden utilizar (Levitación Trascendental, El Duida…), nosotros optamos por la más conocida, la de Levitación Trascendental, en 3 rápeles.



Para ello tendremos que salir andando por la parte alta de la Hoces hacia la derecha, por un terreno “lunar” de bloques de caliza muy erosionados. Antes de una canal herbosa que cae hacia el Rio Torio. Nos fijamos en una punta de roca que destaca (A la derecha, es donde acaba Encuentro Inesperado). Hay que destrepar por canalilla de tierra con cuidado hasta llegar a la primera R de la línea de rápeles, a nuestra izquierda según bajamos:

R1. 50 m. Desde aquí  a la última R de Levitación- Ramonín- Atila. En un nicho.
R2. 55 m. Desde el nicho hacia la izquierda según rapelamos por la pared de Levitación Trascendental. Pasamos la primera R que vemos (de Levitación Trascendental) y seguimos hacia la izquierda hasta la R1 de High Fly.
R3. 30 m. Desde la R1 de High Fly hasta el suelo



No hay comentarios:

Publicar un comentario