Pico de Yordas o Borín

El Pico de Yordas o Borín (1964 m.) es una de las más llamativas montañas del entorno de Riaño en el norte de la provincia de León.


De forma piramidal, se alza sobre el embalse de Riaño, siendo un magnifico mirador hacia todas su vertientes: Peña Ten, los Mampodres, las Peñas Pintas, el Gilbo, la Montaña Palentina, destacando otra cumbre piramidal, el Espigüete, los Picos de Europa destacando la Peña Santa y sobre nuestros pies el embalse y la localidad de Riaño.






COMO LLEGAR
Desde Riaño tomaremos la N-625 en dirección a Cangas de Onis, desviándonos en el Km 6, en una raqueta, hacia la CL-635 dirección al Puerto de Tarna.
Pasaremos la localidad de Burón y 1 km después del cruce nos encontraremos la entrada la localidad de Liegos a la izquierda.


DATOS TÉCNICOS
DIFICULTAD: MEDIA
DISTANCIA: 15 Km.
DESNIVEL: 
Positivo 800 m. Negativo 800 m.
HORARIOS: 5 h (con paradas)
TRACK: Descárgate aquí el track





La ruta se puede iniciar desde la propia localidad de Liegos, en este caso la ruta se inicia por una buena y prácticamente llana pista, el Camino de San Pelayo, por el PR-32, que une las localidades de Liegos y Acebedo.

Esta pista es transitable en coche, por lo que podemos iniciar la ruta en cualquier punto entre Liegos y el inicio del hayedo, donde hay una amplia campa para estacionar. En total son 5,5 km de camino entre prados, algo monótonos y casi sin desnivel.



Nosotros la iniciamos a mitad de camino, nada mas pasar una barrera basculante, donde había un apartadero a mano izquierda.

Seguimos por este camino y enseguida pasamos un paso canadiense para el ganado. Llegamos a unas amplias praderas,  “Las Vegas” y por donde discurre el río Belluco. En todo este tramo tenemos una buena vista de la vertiente norte del Pico de Yordas, por la que es posible descender realizando así una ruta circular.






Pasaremos por un gran cercado para recoger el ganado a la derecha y poco después un aprisco ganadero a la izquierda. Continuamos hasta la siguiente bifurcación del camino, donde cruzaremos por encima de un puente el río Belluco y llegamos a la amplia pradera donde se pueden estacionar los vehículos.



Cruzamos un vallado ganadero metálico e iniciamos la ascensión propiamente dicha. Nos adentramos en el precioso y tupido hayedo, ganando altura progresivamente por una pista. Tras varios zigs zags en el camino, pasaremos junto a una Fuente. Poco después abandonaremos este camino para adentrarnos en el hayedo por una senda, esta bifurcación esta señalizada con una pequeña tabla.








Desde este punto el resto de la ascensión es por senda, al principio metidos en el hayedo, que sobre todo en época de verano se agradece muchísimo la sombra, sobre todo en un día caluroso con temperaturas de mas de 30 º como el que tuvimos nosotros.

La senda va con tendencia a la izquierda para cambiar de valle, según ganamos altura el bosque desparece pasando aun paisaje de prados y monte bajo, llegamos así al Collado de Baguyoso (1.699 m.)





Nos queda salvar los ultimo metros de desnivel, por senda evidente sobre caliza, que nos lleva directamente a la cima. Como he dicho antes la cima es preciosa, amplias vistas hacia todas las vertientes.








 Si se desciende hacia el sur se puede hacer una ruta circular, bajando hacia la Majada de Yordas por fuerte pendiente, y cruzando hacia el norte por una collada, y bajar por la ladera norte del Pico Yordas.


Nosotros optamos por volver por el mismo camino, el calor era asfixiante y necesitábamos la sombra del hayedo y la fuente que pasamos durante la ascensión.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada