Bodón (desde Valverde de Curueño)

El Pico Bodón (1.957 m.) se sitúa en el norte de la provincia de León, en la comarca conocida como Alto Curueño, en la localidad de Lugueros.
Como ya dije en otra entrada de este blog, que la ascendimos por su vertiente norte, desde la localidad de Llamazares, es una montaña muy llamativa y atractiva.

En esta ocasión las ascendimos por su vertiente sur, desde la localidad de Valverde de Curueño, siguiendo la intuición y sendas que nos íbamos encontrando, y resultando al final un preciosa ruta circular de una dificultad moderada, entre por sendas poco marcadas y difícil de seguir en varios de sus tramos, pero sin perdida.


DATOS TÉCNICOS
DIFICULTAD: MEDIA
DISTANCIA: 7 Km aprox.
DESNIVEL (positivo): 700 m.
HORARIOS: 5-6 h.
TRACK: Descárgatelo aquí.


COMO LLEGAR:
Tendremos que llegar hasta la localidad de La Vecilla, y desde aquí dirigirnos al norte por la LE-321 siguiendo el valle del Curueño. Pasamos Valdepielago y Noceda de Curueño y también parte de las Hoces del Curueño, hasta un cruce en mitad  de las hoces donde nos desviamos a la izquierda en dirección a Valdeteja por la LE-313. Pasamos esta primera localidad y llegamos a Valverde de Curueño. A nuestra derecha sale una calle que baja empinada hasta que llegamos a una plazoleta junto a la Iglesia donde aparcaremos y donde hay también una fuente.


LA RUTA:
La ruta la comenzamos por cualquiera de las calles donde esta la fuente, (por cualquiera de las 2 calles llegamos al mismo punto). Quizás es mas recomendable por la izquierda, pasando por la puerta de la iglesia y con tendencia a la derecha para llegar a la parte alta despueblo por una calle hormigonada, ya que evita un camino con mucho barro y agua.

Donde se acaba el hormigón te llevaría el camino mencionado anteriormente.

Desde el inicio de la ruta tenemos una visión general de la ruta que vamos a realizar, con las agujas calizas bajo la Collada de Valverde como primer objetivo, y el cordal hasta la cima del bodón y el descenso por la canal sur.



Aunque para llegar a la collada de Valverde hay algún camino más directo, nosotros continuamos por el camino más marcado, por una senda bien pisada. El camino discurre por prados bajo un farallón rocoso que parece más inaccesible (Canto Mirarrubia). Al finalizar este farallón, se abre una zona de monte bajo en una especie de vaguada, mas limpia por la que ascendemos sin senda para ir ganando altura progresivamente.




Con tendencia a la izquierda salimos de este vallecillo y se nos abre la vista hacia la Collada de Valverde y unas características agujas de caliza, de las que en algún sitio he leído que las llamaban los Urriellus de Valverde, y si se les puede encontrar alguno punto de vista muy similar.






Por sendas poco marcadas, aunque con algún jito, flanquemos estas agujas por debajo de ellas (los Estelos), en dirección a la Collada de Valverde, a la altura de la ultima, giramos a nuestra derecha y volvemos a ganar altura, esta vez por encima de las agujas, por una senda marcada que cruza todas ellas por un terreno muy llamativo con canales herbosas de fuerte pendiente que caen entre las agujas.





Seguimos ganando altura en dirección al Bodón, siguiendo la senda mas marcada y siempre ganando altura para finalmente salir al cordal antes  una antecima caliza que por su vertiente sur se vuelve inaccesible por las paredes calizas.


Una vez en el cordal la senda esta mucho más marcada y jitada. Desde aquí ya podemos ver nuestro objetivo. Continuamos por terreno fácil con algún pequeño destrepe.



Llegamos así al gran circo norte bajo el bodón, que flanqueamos por alguna de sus muchas sendas, perdiendo altura para pasar por la base un espolón rocoso y así evitar algún destrepe mas fino donde sería imprescindible utilizar las manos. Una vez cruzado el espolón vemos la Cuevona.



La senda asciende zigzagueando hasta la collada, por una senda muy marcada por la izquierda de la Cuevona y desde aquí sin mayores problemas primeramente hasta un hombro y a la izquierda hasta la cima.




La cima del Bodón tiene unas muy buenas vistas, hacia el sur el valle de Valverde y las Hoces del Curueño, con la Peña Valdorria y el Corrrecillas. Hacia el Este llegamos a ver la montaña Palentina y los Picos de Europa, hacia el norte el Huevo y toda la zona de San Isidro con el Torres en último termino y hacia el Oeste el cordal por el que hemos venido, con el Miravalles y la Ubiña destacando en el horizonte.





  
El descenso lo iniciamos por el mismo camino hasta el hombro, y en vez de ir a la derecha por donde hemos subido, nos tiramos por la empinada canal de la izquierda. No hay una senda marcada, sino que vamos buscando el terreno más sencillo.

Bajamos toda la canal, entre pedreros de bloques grandes y otros más finos, por un terreno no muy cómodo y con mucha pendiente.






 Cuando la canal se abre nos vamos con tendencia a la derecha para llegar a los prados que desde arriba se aprecia que en algún momento estuvieron divididos con vallados de piedra (Vallina Carbajal).




Cruzamos estos prados y antes de perder altura definitivamente, nos cruzamos con una senda poco marcada que ladeando y sin perder mucha altura, nos lleva al punto donde nos desviamos al principio de la ruta y desde aquí al pueblo por el mismo camino del inicio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada