Torre del Friero: Canal Estrecha

La Torre del Friero por la Canal Estrecha, es una de las mejores actividades alpinísticas que he hecho últimamente, además de un reto que tenia proyectado desde hacia mucho tiempo y un sueño hecho realidad.

El pasado 9 de marzo tuve la oportunidad de escalar la que es una de las más largas canales de nieve de la península, con cerca de 1.000 metros de desnivel desde la entrada de la canal, hasta la cima de la Torre del Friero con sus 2.445 m, siendo realmente unos 800 m. de corredor hasta un hombro y 200 m. más de palas de nieve a unos 40º hasta la cima.
Pese a haberla tenido en la agenda durante mucho tiempo, no es fácil encontrarla en condiciones, con buen tiempo y además sin huella y sin mas escaladores intentándola.
Y en esta ocasión por casualidades de la vida, sin pensarlo, en dos días la liamos. El viernes pido vacaciones en el trabajo por que vi que daban muy buen tiempo, aunque con temperaturas altas, pensando en aprovechar para ir a esquiar o escalar. Me las dán y justo me llama Kike… “Vamos al Friero?...” y sin pensarlo le digo que “si… salimos el domingo por la noche y lo hacemos el lunes” y así fue…

El Sábado me pase la noche vomitando, sin dormir y el domingo sin ganas de nada, molido y si con el estomago hecho polvo. Además con las dudas sobre si habría condiciones que asaltaban la cabeza… hasta que nos plantamos a las 7:00 del lunes en la base del corredor y vimos que las condiciones de la nieve eran perfectas, y se me pasó todo,  y disfrute como hacia tiempo que no disfrutaba. Un día 10, una compañía 10, una actividad 12 y una satisfacción al llegar a la cima, tras conseguir este sueño, que apunto estuvieron de saltarse alguna lágrima por la emoción.


La Torre del Friero (2.445 m.)  se sitúa en el Macizo Central de los Picos de Europa, con acceso desde la localidad de Cordiñanes (850 m.) salvando por tanto un desnivel 1600 m.

La Canal Estrecha no es una actividad excesivamente difícil técnicamente, aunque si que tiene varios resaltes de 80 º en nieve, hielo y/o roca, en función de las condiciones, pero sobre todo se trata de una actividad muy dura físicamente, con cerca de 11 horas de actividad, con mucho desnivel que salvar y sobretodo con un dolor de gemelos importante, durante la escalada del corredor.

Foto de el Refugio de Collado Jermoso

Para realizar esta actividad hay que madrugar mucho, por lo que es recomendable dormir en la zona, y así lo hicimos nosotros: salimos el Domingo por la tarde de Benavente con intención de dormir en la furgo, a las 22:30 estábamos en Posada de Valdeón y rápidamente para el saco para intentar dormir unas horas. La alarma suena a las 3:30, 1º C de temperatura, mal cuerpo, mucho sueño… dudas… puff… “habrá que intentarlo por lo menos…”
Desayunamos, yo un vaso leche, no me entraba nada más, tampoco habia cenado nada el día anterior… preparamos las mochilas y bajamos a Cordiñanes.
Estos fueron nuestros horarios:
3:30 Despertamos en Posada de Valdeón
4:40 Empezamos a andar desde Cordiñanes.
7:00 Preparados con piolets y crampones, en la Vega de Asotín.
12:00 En la cima de la Torre del Friero
16:00 De vuelta en Cordiñanes




COMO LLEGAR
Se accede desde la localidad Leonesa de Cordiñanes de Valdeón.
Para llegar a Cordiñanes nos dirigiremos a la localidad de Posada de Valdeón, ya sea por el Puerto de Pandetrave por la LE-243 o por el de Panderruedas por la CV 80/10.
Desde Posada de Valdeón seguiremos por la estrecha y sinuosa carretera que nos lleva a Caín. La primera localidad que pasaremos es Cordiñanes.
El vehículo lo podemos dejaren la entrada de la localidad en el apartadero de la derecha, junto a una fuente.





APROXIMACION
Si estacionáis en la fuente de la entrada de Cordiñanes, hay que seguir por la primera calle de la derecha. Cruzamos todo el pueblo, siempre en dirección a la derecha, hasta que llegamos a una pista.
Continuamos por la pista hasta unas señales del Parque Nacional de Picos de Europa que nos indican Collado Jermoso, donde tomamos la senda que nos llevará a las Vegas de Asotín. Primero entre bloques, y ganado altura para cruzar los aéreos tallados en roca de la Rienda de Asotín, Y así llegar al Hayedo de Asotín. En esta ocasión el hayedo estaba completamente tapado por la nieve, por lo que entre que la senda no se veía y que era completamente de noche, optamos por subir a piñón por la nieve por las laderas de la derecha con nieve dura perfecta para andar, alumbrados por la luna que hacia innecesario el frontal.
Así llegamos amaneciendo a las vegas de Asotín. Hay que pasar un primera canal (La Canal Ancha) y llegamos al cono de eyección y  la estrecha entrada de la Canal Estrecha.


EL CORREDOR
Son las 7:00, estamos en la base, nos hidratamos, comemos algo sacamos los piolets y nos ponemos el arnes y los crampones, de momento nada más, es un terreno fácil y no es necesario encordarse. No hay ninguna huella, la nieve esta perfecta y la temperatura es agradable. 

Subimos por la pala del cono de eyección (40º) y nos adentramos en la estrecha brecha que forma todo este corredor. Llegamos a una fractura de la nieve que forma un 1er RESALTE en nieve (80º), sin problema, continuamos por la pala que en algunos tramos gana inclinación (50º).


Llegamos así al 2º RESALTE, un murito de nieve (80º), decidimos seguir sin encordar, parece fácil y queda mucho corredor. Al estar tan bien la nieve se pasa sin problemas, disfrutando.


Continuamos por una zona mas estrecha, tocamos las paredes de los lados con ambas manos, largos tramos a 40-50º. Hay que flanquear el muro de roca que nos acompaña a nuestra izquierda.

Las miradas hacia abajo impresionan, aunque es terreno fácil un fallo se paga caro.
La canal se abre y la pala se ensancha, unos metros por encima se intuye que la canal hace un giro hacia la izquierda (50º)



Afrontamos así el último tramo del corredor, muy estrecho y donde se concentran la mayor parte de los resaltes.


Llegamos a un 3er  RESALTE, un bloque de roca tapizado con hielo, decidimos sobrepasarlo sin encordar, hielo bueno y nieve dura, vamos bien. 


Continuamos unos metros y vemos el siguiente resalte, un murito de unos 2-3 metros de hielo. Miro a la derecha y veo un clavo. Decidimos montar un R y sacar una cuerda para asegurarlo, empiezan a desprenderse algunos cachos de hielo y piedras desde la parte alta de la canal y  una caída desde aquí ya es peligrosa. 4º RESALTE, en hielo, lo protejo con un tornillo de hielo, cuando lo tengo puesto veo que hay un cintajo en la pared de la izquierda, pero esta bastante deteriorado. Lo sobrepasamos y continuamos hasta un nicho justo debajo del túnel, me subo al nicho (a la derecha) para montar la R, y veo un cordino nuevo en un puente de roca, montamos una buena R con 2 friends mas.



Continúa Kike, recogemos unos metros de cuerda, vamos a seguir en ensamble a ver que nos encontramos.

Superamos el TUNEL que forma el 5º RESALTE (70 º) con la nieve algo descompuesta en algunos pasos y dura en otros.


Kike va metiendo seguros por lo que continuamos en ensamble.

Llegamos a la última parte del corredor, estrecha y donde se concentran 3 resaltes, en esta ocasión roca con algo de hielo, cuanto mas arriba menos hielo. Todos los resaltes tienen algún clavo o cordino para proteger.

6º RESALTE, formado por un bloque encajado, con algo de hielo y roca para los pies.


7º RESALTE, otro bloque encajado tapiado con hielo.


8º RESALTE, pequeños bloques de roca suelta, tapizados con hielo que los compacta, gancheamos en la roca y tiramos para arriba, con una buena presa de mano en roca en el muro de la derecha para ayudarnos.


Por encima de este último resalte, a la izquierda, hay un clavo y Kike monta reunión, me asegura y nos volvemos a juntar.

Continuamos en ensamble por terreno fácil, algo pelado, hasta el HOMBRO. Aquí recogemos todo el material y dejamos las mochilas en la rimaya, nos quedan otros 200 metros de desnivel por palas a 40º hasta la cima.
Desde el hombro hay que hacer una travesía hacia la derecha y una trepada en roca para coger las anchas palas a 40º que te llevan a la arista cimera, y desde aquí, con unas vistas espectaculares del Macizo Occidental y Central de los Picos de Europa, y gran parte de la Cordillera Cantábrica, con la piel de gallina y los ojos vidriosos llegamos a la cima de la Torre del Friero (2.448 m.).



 

Mucha alegría, muy satisfechos, una abrazo y felicitaciones. Disfrutamos de las vistas durante unos minutos, pero no nos relajamos porque todavía hay que descender.

El DESCENSO
Llevábamos un buen horario, eran las 12:00 a.m., pero las temperaturas eran altas y en las vertientes sur hay un alto peligro de avalanchas de nieve primavera, están muy cargadas y hay fracturas en las partes altas.

Descendemos hacia el hombro de nuevo, destrepando de cara a la nieve.
Desde el hombro, pegados a la rimaya de la pared de la derecha bajamos hacia la Collada de la Chavida, es una pendiente moderada pero te permite bajar andando sin problema, la nieve esta primavera y abrimos una huella profunda.


Una vez que la ladera pierde pendiente, en el fondo de este valle (no hace falta llegar a la Collada), la nieve se endurece de nuevo, continuamos bajando hacia la Canal de Asotín  tendiendo siempre a la derecha, evitando la posible caída de una avalancha de la ladera que baja desde el hombro. Pendientes suaves, con algún tramo mas inclinado, en la parte baja tendemos hacia la izquierda para volver bruscamente hacia la derecha, hay que salvar el cortado que existe para llegar a la canal de Asotín, nos encontramos con un gran bloque con un cuerda lazada, es una instalación de un rápel para evitar un ultimo destrepe hasta la canal de Asotín. Lo utilizamos, estamos ya cansados y no tenemos ganas de historias, 30 metros de rápel.

Desde aquí descendemos por la Canal de Asotín hasta la Vega de Asotín y por el camino de aproximación hasta Cordiñanes.





Machacados físicamente pero felices y orgullosos de la actividad que acabamos de realizar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada