Picu Urriellu: Pidal-Cainejo

Esta entrada de La Garafa es de las especiales… por dos motivos, el principal por que la hago como un merecido homenaje y para que le sirva de recuerdo a mi gran amigo Luis Canseco, con el que he tenido la oportunidad de compartir una preciosa escalada, y en la que ambos hemos cumplido un sueño y un reto. El suyo, escalar el Picu Urriellu o Naranjo de Bulnes, además por una buena vía, con mucha historia, la Pidal-Cainejo, por la vertiente norte. Y el mío, culminando un proyecto que todo escalador tiene, escalar el Picu Urriellu por sus cuatro vertientes, y aunque han pasado muchos años desde la primera escalada, las recordaré todas como grandes retos y aventuras, cada una con un buen amigo y todas especiales.



Todo empezó hace mas de 10 años, cuando un 19 de Septiembre de 2004, escalé junto con Raúl Esteban “Chimeno”, la vertiente Sur del Picu, por la vía Directa de los Martinez, todo un reto para nosotros, ya que no llevábamos mucho  tiempo escalando y era  de las primeras vías de escalada clásica que hacíamos por nuestra cuenta.

El 9 de Septiembre del 2009, volví a escalar esta mítica montaña, esta vez con Roberto Fernandez “Rokito”, por su vertiente Este, por la vía Cepeda. Otro gran reto en aquellos entonces para nosotros.

El 17 de Agosto del 2013, quizás fue uno de los momentos más especiales que he vivido en la montaña. Gracias a Jesús Fernandez, conseguí cumplir el sueño de todo escalador cuando ve por primera vez el Picu Urriellu y te quedas hipnotizado por la majestuosa pared Oeste con sus mas de 500 metros verticales de roca caliza, y piensas “seré capaz de escalar esto algún día…?”. En esta ocasión hicimos una variante de 3 vías recorriendo esta inmensa pared, por las vías Sagitario, Travesía de la Rabadá Navarro y Murciana.

Y para rematar, el pasado 25 de Julio de 2015, escalé con Luis Canseco, la vertiente Norte por la vía Pidal-Cainejo, en la que me voy a centrar en esta entrada.


Esta aventura surgió cuando Luis a sus 64 años, se marcó una serie de objetivos que le gustaría hacer dentro de su afición a la montaña, entre otras, subir a Peña Santa, hacer un barranco y escalar el Picu Urriellu. Para ello, desde que empezó a escalar (menos de 2 años) ha ido pasito a pasito, incrementado la dificultad de las vías en deportiva, escalando de primero, llegando a un nivel en el que ya era más que evidente que estaba capacitado para este tipo de escalada. Así que este verano hemos aprovechado muchos días para ir practicando la escalada de largos, en las Hoces de Vegacervera, en las Peñas del Prado, el Cotón de Láncara…compenetrándonos día a día y formando una cordada con la que estoy encantado.

Así que llego el momento… un día que no recuerdo ahora mismo, después de haber escalado con el… le dije “el próximo 25 de Julio, si el tiempo nos lo permite, escalamos el naranjo!!”. Y así ha sido.

El viernes 24 de Julio, salgo de trabajar a las 15:00, ya tenemos todo preparado para salir pitando dirección a Sotres, y esa misma tarde subimos hasta el refugio de la Vega de Urriellu. Podéis ver COMO LLEGAR y la APROXIMACION, en otra entrada de este blog. 

Ascendemos metidos en una húmeda niebla que mantiene la roca empapada y que nos impide ver nuestro objetivo. Tenemos esperanza de que se cumplan las previsiones y el tiempo cambie por la noche.



Llegamos al refu y el guarda comenta que el tiempo se va a mantener así al menos hasta las 6 de la mañana. Surgen las dudas y empezamos a valorar mas opciones que llevábamos preparadas, lo que tenia claro es que fuera como fuera había que subir a Luis a la cima del Naranjo.


El plan inicial era hacerlo por la vía Pidal Cainejo, pero por la variante de entrada de la Regil, pero la montaña tiene esas cosas y el tiempo nos hizo cambiar de planes.
Suenan las alarmas temprano (6:30) queremos ser los primeros en nuestra vía y escalar tranquilos.

Pero al asomarnos nos llevamos un pequeño fiasco, la nube sigue metida y no se ve absolutamente nada, en esas condiciones de humedad, frio y nula visibilidad no nos podemos meter en la Regil.

Todavía en el refugio, de repente el cielo se abre y por fin vemos el Neveron del Urriellu, nos giramos y ahí está… el Picu Urriellu y su pared oeste, pero la alegria dura poco, la nube vuelve a subir  y volvemos a no ver nada.



En ese momento teníamos 2 opciones, esperar y quizás perder un tiempo precioso ya que no tenia pinta de que fuera a abrir o  cambiar de planes, e intentar escalar la vertiente norte pero por la vía original de la Pidal Cainejo. Decidimos no jugárnosla y comenzamos a subir por la Celada, es probable que arriba este despejado, la cota de nubes según el guarda se mantendrá a 1900 m. pudiendo subir o bajar.



Subimos toda la Celada metidos en la nube, pero en la parte alta, justo a la altura de la entrada a la vía el cielo se abre, nuestro objetivo esta completamente despejado y la roca seca. Un mar de nubes igual al que seguramente tuvieron el Marques de Villaviciosa D. Pedro Pidal y Gregorio Martinez el Cainejo, impide ver el patio que hay bajo nuestros pies en los primeros largos de travesía. Nos sentimos afortunados de poder vivir esta experiencia y entre risas empezamos la escalada… D. Luis Canseco “marques” de Benavente y su fiel “Cainejo”.





Paso a paso vamos alucinando con la proeza que hicieron estos aventureros cuando escalaron  por primera vez esta montaña, para quitarse el sombrero. El grado en los croquis no supera el V, pero hay varios pasos que no se yo… y cuando la escalaron por primera vez, sin saber lo que se encontrarían, con los medios de aquellos años… y para colmo “como cojones bajaron por aquí?!!!”. Según vas avanzando por los primeros largos de la chimenea, parece increíble que con una cuerda de pita, el Marques con unas alpargatas y el Cainejo descalzo, primero lo escalaran… pero sobre todo lo bajaran, con el patio y la dificultad para bajar destrepando… INCREIBLE!

PICU URRIELLU
PIDAL CAINEJO. 500 m. D. (V)

La vía comienza a la derecha de la Y de la cara este, junto a una placa conmemorativa, bueno unos metros mas a la derecha.


Montamos una R0 con 2 fisureros para asegurar el primer largo.

L1 50m. III+. Es un travesía horizontal, donde los mas difícil es no embarcarse mas de la cuenta. Esta claro que hay que buscar el terreno más evidente, e ir con mentalidad de los aperturistas, por lo más fácil. Así que eso hicimos, a mitad de largo hay un clavo, buena señal, vamos por donde es… Cuando ya has avanzado unos metros la referencia que hay que buscar es la Llambrialina del 2º largo, la R se monta en un gran nicho justo antes de la Llambrialina. R1 2 clavos.



L2 35 m. IV. Este empieza con el paso de la Llambrialina, se protege bien con friends y fisureros al principio de la misma, y hay buena presa de manos en la parte alta y una adherencia como lija en los pies. Yo creo que es recomendable no meter más seguros hasta que la superas y te pones por encima de ella, para evitar un fuerte roce de las cuerdas. Con tendencia a la izquierda, pasamos por un friend abandonado que ha pasado a ser un seguro fijo de la vía. Este friend esta muy a la izquierda, y desde el sale un travesía fácil a la derecha para asomarse al espolón y por un diedro fácil llegar a la R. Es lo mas evidente viendo el grado del croquis (III), pero habiendo chapado el friend el zigzageo de la cuerda perece demasiado forzado… asi que me asomo, no veo la R y vuelvo hasta el friend. “Igual es por reste murete y salir un poco mas arriba…?”, “no parece III pero voy a ver…” Sale un paso mas durete y plaquero, pero bueno se sale sin problemas… me he equivocado, la R2 esta unos metros por debajo, era por donde fui al principio, pero bueno se baja sin problema a la R2 (un clavo y un cordino en puente roca)



L3 100 m. II/III Ahora hay una larga travesía y trepada hasta la R3, la hacemos en ensamble, serán unos 70 metros de travesía horizontal hasta el hombro y una trepada fácil de unos 30 m. ya en la vertical de las chimeneas hasta un repisa donde esta la R3 (2 clavos). Esta R es muy espectacular con el patio a nuestra derecha de 200 metros de la vertiente Noroeste.



L4 55 m. (IV+/V) Este largo es muy bueno, sobre un muro compacto, y con varios pasetes finos. Lo bueno es que esta protegido con varios clavos (al menos 5) que te van dando la vidilla hasta que llegas justo debajo de las fisuras que dan acceso a las chimenea y donde esta la R4 (3 clavos).



L5 30m. (V) Otro buen largo, más cortito, y también protegido con al menos 3 clavos, uno de ellos alargado con un cordino que se agradece. Avanzamos por la fisura con tendencia a la derecha (en búsqueda de los clavos). Luego hay 2 fisuras paralelas, que te mueves por ellas para salir con un pasete mas tiron hasta debajo de las chimenea, donde montamos la R5 (2 clavos).



L6 30 m. (V) Es un largo de chimenea. Por encima de los 2 clavos de la R hay un puente de roca y otro clavo en bastante mal estado. En este largo pasaremos la primera panza de burra, también hay algún clavo a lo largo del mismo. El paso tirón (la panza de burra) esta en la  parte de arriba de la chimenea, para salir por unas fisuras paralelas hasta la altura de un gran nicho a nuestra izquierda (cuidado de no pasársela), un mirador espectacular, cómodo y con 2 clavos para montar la R6.





L7 40 m. (V) Empieza saliendo de nuevo a las fisuras paralelas de la derecha por terreno facilito vamos avanzando. Hasta llegar a la 2ª panza de burra, en la que se ve un clavo ya metidos en faena. Salir del clavo no es fácil (nosotros por la izquierda del clavo) un paso tirón y todavía protegido por el clavo meto un friend en donde alcanzo, para salir bien asegurado. Yo creo que este paso lo daría de V+. Se continua ya por terreno fácil hasta otra repisa donde se monta la R7 2 clavos.




Desde aquí algunas reseñas indican que son trepadas fáciles de II y que te puedes desencordar. Yo después de la experiencia que tuve con Rober en el 2009, que nos tuvimos que bajar de la vía desde la travesía antes de las chismeas, por que otra cordada se había encontrado con restos de un accidentado que se cayo en estas trepadas finales y no debía ser muy agradable, recomendándonos que bajáramos con ellos. Así que nosotros seguimos encordados hasta la cima. A parte que de II nada, sobre todo los primeros metros.

L8 55 m. (III+) Continuamos por la canal por el terreno mas evidente, según sales de la R hay algún pasito a mi modo de ver no apto para ir desencordado, ya que no hay fallo posible. A partir de ahí el terreno es más fácil, con pequeños resaltes. Casia A tope de cuerda, a unos 55 metros se abre otra canal a la izquierda, justo allí hay una buena repisa para montar R.


Desde aquí salimos en ensamble, pero en vez de continuar por la canal que tiene muchos bloques y piedras me salgo a la derecha, mas compacto y que permite proteger mejor (III+), hasta que salimos a la misma cima.



Arriba que decir, emoción, satisfacción, los ojos humedecidos mirando a Luis recogiendo las cuerdas… superorgulloso de haber podido cumplir el sueño de Luis y el mío.

Solos en la cima disfrutamos de las vistas, fotografías de rigor, un abrazo de felicitación, recogemos el material y para abajo.












DESCENSO
El descenso se realiza por la vertiente sur. Salimos andando de la cima principal hacia la cima Este por la arista, siguiendo unos hitos. Cuando ya vemos la vertiente sur, hay varias canales destrepables. Cogemos la segunda, a la altura de un hito grande. El destrepe es fácil pero hay que tener mucho cuidado de no tirar piedras para abajo. Destrepamos hasta que se abren unas llambrias a nuestra izquierda que cruzamos en travesía. En un plancha de caliza esta la instalación de los rápeles.


Se rapela en 3 rápeles, por las instalaciones de las reuniones de la Sur Directa de los Martinez (hay 2 líneas de rápeles paralelas)

1º rapel: 35 m. desde la R5 a R4
2º rapel: 55 m. desde la R4 a R2
3º rápel: 55 m. desde la R2 al suelo
  

Destrepamos fácil hasta el inicio de la Canal de la Celada y por la senda para abajo de nuevo al Refugio.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada