Riglos: Directa Normal al Puro, Mosquitos y Chooperior

Los Mallos de Riglos, en la localidad de Riglos (Huesca), es una maravillosa formación geológica del prepirineo Oscense, formada por conglomerados de sedimentos de canto rodado compactados por gravas y arenas, que tras miles de años de erosión formaron este paraíso de la escalada con paredes verticales incluso desplomadas de hasta 280 m. en el Mallo Pisón, chimeneas interminables y el mayor desplome de España, “La Visera”, con 60 metros desde la base a la punta de la visera. Una roca que la primera vez que ves y tocas, dudas mucho de su solidez, ya que tiene una apariencia de barro poco fiable, pero que con el tiempo te das cuenta de su compactación y dureza.



En un viaje que hicimos Willy y yo, y en el que el último día se nos juntó Kike, a principio de Diciembre de este inusual invierno, donde las altas temperaturas y la escasez de precipitación de nieve, nos llevaron a esta localidad. Disfrutamos de tres días de escalada, en los que pudimos escalar 3 vías a 3 de sus mallos más representativos: El Puro, La Visera y el Mallo Pisón.
  

Los Mallos más conocidos y cercanos a Riglos son:
Fire, El Puro, Pisón, Macizo, Volaos, Cuchillo, Frechín, Visera, del Agua y Colorado, aunque hay otros muchos.

En los Mallos de Riglos existen infinidad de vías. Se empezaron a abrir en el año 1935, en el Mallo Fire, con técnicas de artificial y con un nivel de aventura y exposición que nada que tiene que ver con el actual. Con el tiempo se siguieron abriendo grande vías, por terrenos de difícil protección y que cuando pasas actualmente por ahí piensas… “madre mía.. vaya huevos!!!”. Y en los últimos tiempos, se han equipado vías de corte más deportivo y se han reequipado muchas de sus clásicas. Actualmente la mayor parte de estas clásicas, están equipadas con parabolts, con algún distanciado, pero parabolts, con reuniones y líneas de rápeles.
  

COMO LLEGAR
Riglos se sitúa en el oeste de la provincia de Hueca a unos 45 Km de Huesca capital.
Desde Benavente el camino mas corto y económico, es llegando a Pamplona por diferentes Autovías y Nacionales, pudiendo evitar 15 € en peajes, si desde Burgos vamos hacia Logroño por la N-120, con un tramo de 60 Km de nacional.
Además, si vas por aquí, puedes aprovechar el viaje, como hicimos nosotros, desviándonos unos Kilómetros para escalar en Anguiano (La Rioja).

Una vez en Pamplona hay que ir en dirección Jaca por la A-21, que a la altura del Embalse de Yesa se convierte en N-240. Continuamos por esta carretera hasta Puente la Reina de Jaca, donde nos desviamos a la derecha por la A-132. Continuamos 33 Km por esta sinuosa carretera hasta la localidad de Murillo de Gallego.
Ya desde unos kilómetros antes veremos los Mallos y parece que nos alejamos de ellos, pero para cruzar el Río Gallego y llegar a Riglos hay que llegar al desvío unos km mas hacia el sur. Pocos metros después de cruzar el cauce del Río Gallego, nos desviamos a la izquierda en dirección Riglos.


Antes de llegar a Riglos hay varios aparcamientos, aunque si no hay masificación, ya dentro del pueblo, muy cerca de la Tienda y el Bar, tenemos un buen aparcamiento.

CROQUIS
Podéis encontrar varias guías de escalada en Riglos, las últimas y que quizás más información recojan son:

ESCALADA EN LOS MALLOS DE RIGLOS de Felipe Guinda
RIGLOS VERTICAL de Migue Carasol y Chema Agustín



En nuestro viaje escalamos 3 vías,  la DIRECTA NORMAL (6b//V+/Ao) al PURO, la MOSQUITOS (6b//V+/Ao) a la VISERA y la CHOOPERIOR (6c) al MALLO PISÓN.

Podéis encontrar mucha información y croquis de cualquiera de las 3 vías en otros blogs, por lo que me voy a limitar a una pequeña impresión de la vía, y dar algo más de información de los descensos, que es lo que menos información se encuentra.

DIRECTA NORMAL al PURO (6b//V+/Ao)

Croquis extraido de: avigamo.blogspot.com.es
Una de las vías clásicas de Riglos, y por tanto de las más repetidas. Una vía con polémica y varias muertes antes de  su conquista. Los primeros que llegaron a su cima fueron Manuel Bescos, Alberto Rabada y  Ángel Lopez “Cintero”, el 13 y 14 de Julio de 1953.
La vía discurre por diedros, chimeneas, panzas y techos para llegar a la punta de la aguja adosada a la vertiente noroeste del Mallo Pisón.


Actualmente se encuentra perfectamente equipada con parabolts, con ciertos distanciados en algunos pasos, sobretodo en el largo fácil de la chimenea, por lo que si no vas muy sobrado es recomendable llegar algo de material.

La vía tiene unos 200m. y en función de los croquis que sigáis, la vía se reparte hasta en 8 largos, de los que varios de ellos se pueden empalmar.

La roca bastante sobada en general, sobretodo en los 2 primeros tercios de la vía, pero todavía te deja disfrutar. En los últimos largos, los del puro la roca mejora bastante.

Nosotros para repartirnos los largos y que disfrutáramos ambos escalando de primero, y que nos cuadraran los largos, lo hicimos en 8 largos, empezando Willy.

Los 3 primeros largos discurren por una gran fisura diedro/chimenea que te lleva a una gran repisa.  Estos 3 primeros largos son muy similares, muro vertical con pequeñas panzas, escalando en diedro y chimenea que te van poniendo los brazos a tono. Equipados con parabolts y con las reuniones montadas con grandes anillas.

L1 V+, 35m.




L2 V+, 30m.



L3 IV+, 15m.




La R3 estas en la repisa, tiene un cable a modo de pasamanos para los rapeles, montamos los mas a la derecha que se puede.


Desde aquí salimos andando por la repisa para situarnos bajo el desplome del siguiente largo, corto, pero muy intenso y que  aunque muchos coroquis lo marcan de 6a/6a+ andará mas cerca del 6b que de otra cosa.

L4 6a++/Ao, 20m. El techo esta protegido con parabolts y algún clavo, utilizar cintas largas en los parabolts de abajo si no queréis que la cuerda sea un duro lastre en la salida del desplome.


Nosotros montamos la R en la primera que nos encontramos nada mas salir del techo.

L5 IV, 45m.
Este largo recorre entera la chimenea, ya aunque tiene varios parabolts, aquí los distanciados son importantes, y no sobra algún seguro que podamos meter nosotros. Continuamos hasta la colladina, donde el puro se separa definitivamente de la pared del Mallo Pisón.



Los largos que nos quedan se pueden hacer en 1, 2 o 3 largos. Yo creo que en uno solo, es demasiado forzarlos, ya que le peso y el roce de las cuerdas en la ultima panza puede ser infernal. Ya es duro de por si como para añadirle mas.


Son largos cortos, si no empalmamos ninguno, y muy aéreos, y salvo el primero mas mantenido, los otros 2 concentran el grado en una panza mas tirona, que si pillas bien la secuencia encadenas.

L6 V+, 20m.
L7 6a/Ao, 20m.
L8 6b/Ao, 20m.

Cuando sales a la cima del Puro, por cierto espectacular, te encuentras un cable de acero que te baja a la vertiente contraria por la que vas escalando con una reunión uno metros por debajo, en un terreno mas compacto.



DESCENSO
Desde esta última reunión sale otro cable de acero (pasamanos) que rodea la punta del puro hacia la izquierda, y que nos lleva a la línea de rápeles.


La vía se rapela en 4 rápeles:

1º RAPEL. 55m. por la chimenea, semivolado, hasta la R, que hay a mitad de la chimenea, y que nosotros no utilizamos escalando.
2º RAPEL. 50m. hasta la repisa, nos enganchamos al pasamanos, y vamos hasta la R de la izquierda.



3º RAPEL. 40m. hasta la R1, este rápel es recomendable guiarlo con expreses largas por la vía, ya que las panzas te sacan volado, y sino es difícil llegar a la R1.

4º RAPEL. 35m. volados hasta el suelo.




MOSQUITOS (6b//V+/Ao) a la VISERA

Croquis extraído de avigamo.blogspot.com.es
Otra clásica de Riglos. Fue la primera línea que se abrió en el Mallo de la Visera. Buscando lo mas evidente de esta pared, diedros y fisuras. Y salvando en la parte alta un par de panzas que son lo mas duro de la vía.

La abrieron entre varios escaladores durante varios años, entre 1967 y 1976, siendo los primeros en escalar la vía entera el 27/6/1976, Javier Olivar “Flaco” y Antonio Sánchez “Moskito”.

La apertura se hizo en artificial, asegurando con tacos de madera, actualmente esta completamente equipada con parabolts, con los distanciados de Riglos.

Son 250 m. repartidos en 8 largos.
Como en muchas vías de esta pared, hay que seguir la línea de magnesio, y esta es fácil de identificar, ya que va siguiendo los diedros y fisuras hasta el Trono.
La roca en general está muy pulida, pero bastante compacta, aunque no lo parezca, ya que después de tantos escaladores ya se ha caído todo lo que tenia que caer.


Nos situamos bajo el diedro que forma el primer largo. Podemos ver un cordino en un puente de roca que es el primer seguro (bastante alto).

L1 V+, 40m. Comenzamos la escalada en búsqueda del cordino, para luego ir con tendencia a la derecha hacia el diedro.



L2 6a, 25m. Seguimos escalando por el diedro, con la precaución de seguir las chapas blancas. Cuando el diedro pierde forma (20 m.) nuestra vía se sale en travesía a la derecha (cuidado de no seguir de frente, vía Directa), en esta pequeña travesía la roca esta muy pulida.



L3 IV, 30m. En este largo empalmamos 2, empezamos por el diedro unos 20 metros, y nos salimos a una gran repisa donde hay un R, que pasamos de largo. Continuamos por la repisa hacia la derecha hasta la siguiente R, común con la Zulu Demente.



L4 V+, 30m. Otro diedro con algún paso algo más difícil.



L5 6a, 30m. En este largo esta la aérea travesía que nos lleva hasta el Trono. La travesía no es muy difícil, con buen canto, pero eso sí.. muy aérea. Quizás lo mas difícil es subirse al trono, para ello es mejor escalar en vertical para ganar altura sobre el trono y llegar cómodo de pies para montarnos en el.




L6 6b, 25m. Comienza con un muro mantenido de buen canto, que te va poniendo los brazos bien… Nos quedan todavía 2 pasos para superar pequeñas panzas en las que no es fácil ver las presas buenas (6b). 2 buenos arreones para salir a la izquierda hacia la reunión. A mi modote ver este largo no es 6b//V+/Ao, el 6b es duro de cojones pero si lo pretendes sacar en Ao tampoco, no se llega de chapa a chapa y aun acerando hay que apretarle fuerte.





L7 V+, 30m. Una panza mucho mas agradable que las que acabamos de pasar, buen canto, pero también hay que tirar. Seguimos con tendencia a la derecha hasta encontrar la reunión a la altura del hombro.






L8 III, 35m. Trepada fácil, pero con mucha roca suelta, por lo que es recomendable seguir encordado. La R se monta en un seguro de rescate.




Desde aquí seguimos andando a la cima.





DESCENSO
El descenso de la Visera se hace andando. Hay 2 opciones: Entre el Mallo del Agua y el Mallo Colorado o por el camino del Circo de Verano.


Nosotros lo hicimos por entre el Mallo del agua y el Mallo Colorado:
En ambos casos salimos andando como hacia la arista, enseguida sale una senda marcada que va por la ladera de la derecha. Seguimos la senda hasta que vemos la posibilidad de tirarnos a nuestra derecha por una empinada senda que se adentra en el bosque de encinas. A veces por senda, a veces por una torrentera, que nos lleva unos metros por debajo del pie de vía de la Visera. Si seguimos la senda nos lleva directamente al pueblo.




CHOOPERIOR (6c) al MALLO PISÓN

Croquis extraido de escalismo.com
Es una vieja vía que en origen eran los 5 primeros largos, la vía Chooper y que también hace unos cuantos años se abrieron los 3 restantes hasta la cima del mallo Pisón. Pero que debido a su viejo equipamiento y dicen que la calidad de la roca, no se hacia mucho.

Con la reequipación de la vía con parabolts, con una concepción de vía de deportiva (con distanciados) se ha convertido en una de las vías clásicas de Riglos.

300 metros repartidos en 8 largos entre el V+ y el 6c, de los cuales la mayor parte de la vía, por no decir toda, es una autentica maravilla, muros verticales, con algunas panzas donde se concentran las dificultades. y un magnifico séptimo largo de 60 metros (6a+), que a mi me pareció una autentica delicia, donde disfrutas a 100% de la escalada, tanto por el ambiente, como por los movimientos y la calidad de la roca. Además todas las reuniones son en grandes nichos o buenas repisas, todas muy cómodas.









Los largos claves de la vía son el quinto y el sexto.
En el quinto largo desde que sales de la R va tirando para atrás  y una panza de 6b  de aguantar te remata, exigiendo un poco de continuidad.





En el sexto largo hay 3 tramos, según sales de la R unos pasos de presa pequeña, unos metros verticales que te van poniendo a tono para llegar al desplome (6c) donde nos llega la vista, con una salida muy apretona, sobre romos y que hay que estar fuerte para encadenar y salir para arriba.






Y un magnifico séptimo largo de 60 metros (6a+), que a mi me pareció una autentica delicia, donde disfrutas a 100% de la escalada, tanto por el ambiente, como por los movimientos, navegando por la pared y por la calidad de la roca.




Además todas las reuniones son en grandes nichos o buenas repisas, todas muy cómodas.

Una vez que finalizas la escalada, sales andando hacia la cima del Mallo Pisón, donde hay un gran jito, y desde don las vistas son espectaculares, hacia el Fire y donde es fácil que haya algún buitre que también te acompaña sobrevolando los últimos largos.



DESCENSO
El descenso del  Mallo Pisón se inicia con un rápel hacia la collada que separa el Pisón y el Macizo. Para ello volvemos sobre nuestros pasos por una marcada senda que gira con tendencia a la collada. Enseguida nos encontramos con un cable de acero anclado a parabolts que nos baja unos metros hasta la primera reunión de los rápeles.



1º RAPEL, 60 m. hasta la Collada.


Desde aquí hay 2 opciones:

  1. Rapelar por la norte del mallo Pisón, creo que en otros 3 rápeles.
  2. Rapelar y destrepar, por una especie de vía ferrata, por la canal que baja hacia el pueblo, así lo hicimos nosotros.. y es un descenso bonito, curioso y que merece la pena conocer.
Desde el final de este primer rápel, sale un cable/pasamanos que nos lleva en horizontal a otra cabecera de rápel:

2º RAPEL, 30 m.

Enseguida, tras un destrepe, nos enganchamos a otro cable/pasamanos, que desciende entre árboles y raíces, y que nos lleva a otra cabecera de rápel.


3º RAPEL, 30 m.



Aquí la senda se encaja en una gran fisura en la roca, destrepamos entre cables, peldaños y clavijas, en un terreno bastante vertical. Nos deposita en una zona más cómoda, también acompañados de un pasamanos. Llegamos a la cabecera del cuarto rápel, 
4º RAPEL 30 m.


5º RAPEL, 60 m. Precioso completamente volado que nos deposita en el suelo.



Y siguiendo las sendas llegamos en seguida al pueblo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada