Gilbo: Meigas

El pico Gilbo se alza sobre el embalse de Riaño, con unas de las mejores vistas que puede haber de esta comarca desde su cima a 1.677 m.




Probablemente sea de las montañas que más veces haya visto, pero que nunca habia ascendido, al estar en el camino al desfiladero de los Bellos cuando vamos a hacer barrancos,  al puerto de San Glorio cuando vamos a esquiar y/o a los Picos de Europa.
Tenía muchas ganas de ascenderla. Y sin querer, ni pensarlo, nos cuadro un día en el que el plan que teníamos no pudo ser por el mal tiempo en el desfiladero de la Hermida y de vuelta a casa decidimos escalarlo por una de sus vías de la pared sur que te llevan directamente a la cima. Elegimos la vía “Meigas”.


En la pared sur hay mas de 10 vías abiertas, el problema es que todas ellas cruzan las terrazas herbosas que rompen la pared, siendo la más continua la vía Meigas, que aun así tiene un par de largos tumbados y de no mucho interés. Eso sí el primer largo es una joyita, un diedro de autoprotección de libro, el segundo tiene un paso plaquero y una fisura bavaresa de apretar el ojete y en el ultimo un diedro desplomadillo con buen canto, muy divertido. Así que es una buena opción para llegar a esta preciosa cima.

Para subir al Gilbo por la ruta normal y/o para escalar alguna de sus vías, hay que ir a la localidad Leonesa de Horcadas.

COMO LLEGAR
Acceso por la N-621 hasta Cistierna, pasamos Cistierna por la Circunvalación y seguimos en dirección Riaño. Cruzamos la presa del embalse de Riaño y 3 km después de salir del túnel, a la izquierda esta el desvío a la localidad de Horcada, en el P.k. 85,5.

El camino de la aproximación esta junto a la Iglesia de Horcadas, nosotros pudimos aparcar al lado, pero solo hay sitio para 1 o 2 vehículos. Sino aparcar en la entrada del pueblo, junto a un parque y subir andando a la iglesia (5 min.)



APROXIMACION


La iniciamos por la pista que sale por detrás de la iglesia. Hay un cable que corta el camino, lo pasamos y vemos un cartel que señaliza un PR, que no vamos a seguir.


En el primer desvío, a pocos metros de la señal cogemos el camino de la derecha, que se adentra en un robledal ganando altura progresivamente.


Salimos a una zona de prados con una fuente/abrevadero, seguimos por el camino, teniendo ya la pared sur del Gilbo a la vista. Continuamos por la pista hasta que se bifurca, y tomamos el camino de la izquierda, menos marcado y que sube por prados hacia la pared.
Seguimos por el camino poco marcado hasta que se hacen sendas. Hay varias opciones, y aunque esta jitado, sobre todo en la subida es fácil no ir por el camino jitado. Vamos ganando altura por alguna de las muchas sendas en dirección a una losa en forma de punta, separada de la pared principal, por encima de ella comienza la vía en un marcado diedro.


MEIGAS MDinf V+ , 200 m

La vía se reparte en 5 largos, y esta equipada lo justo, con 3 clavos, dos spits, un parabolt y 2 puentes de roca con cordinos, de los cuales 1 spit y un puente roca son reuniones. Por lo que hay que ir provistos de material de autoprotección.


Se trata de una pequeña vía de aventura, perfecta para iniciarse, poco seguros, un descenso interesante, y un entorno de montaña.

Tiene variedad de pasajes, diedros, placas, bavaresas, pequeños desplomes… y aunque el 3º y 4º largo, no son muy interesantes, el resto de la vía esta muy bien.

La abrieron Jose Manuel Fernandez y Miguel Pita en el año 1997.

L1  Comienza por un marcado diedro en autoprotección (V), precioso, en la parte alta del mismo, hay 2 clavos, Cuando se acaba el diedro, salimos por una placa fisurada hasta llegar a la  R1 (1 spit)


L2  Salimos de frente hacia la placa protegida por un spit, el seguro esta colocado para altos, un paso de placa (V+) si eres bajito algo mas ya que no llegas a la presa buena, después del spit por presas de agujero hacia la izquierda (hay un clavo) y llegamos bajo la fisura en bavaresa. Hay un parabolt para proteger el paso en bavaresa (6a), fino de pies y de cambiar el peso a la derecha. Salimos por el diedro chimenea, algo roto (V).
Continuamos por terreno más fácil hasta una repisa. Montamos la reunión donde nos parezca, nosotros no vimos nada. R2 (limpia).





L3  Aquí dudamos un poco, nosotros salimos por la derecha del espolón, por una plancha tumbada fácil, hasta situarnos en el espolón, muy poco marcado.

Un pasito mas vertical y salimos a una zona de placas y fisuras, Antes de llegar a una canal tumbada y herbosa, montamos R3 (2 puentes de roca, sin cordinos)



L4  Este largo es de trámite, salir andando hacia la canal (II), para salirnos de ella en dirección a la R4 (gran puente de roca, con cordino)


L5  Comenzamos por una fisura con tendencia a la derecha, fácil, posteriormente hay una fisura invertida en media luna algo desplomada, y en diedro (V), muy divertida y aérea. Vemos un cordino en un bloque empotrado. Seguimos para arriba por lo evidente hasta salir andando casi en la cima. Montamos la R5 (limpia) donde estemos cómodos, sobre algún saliente con cintajos en nuestro caso.









DESCENSO
El descenso se realiza andando por la ruta normal, desde la cima en dirección suroeste, por la afilada arista.

Solo hay un paso algo aéreo, el resto es fácil, a veces por la propia arista a veces por una senda por la derecha de la arista, hasta una especie de brecha marcada con unos jitos para bajar por una senda marcada con pintura verde y jitos hasta el pie de vía, y desde aquí por el mismo camino de la aproximación hasta Horcadas.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada