Ascensión a Peñacorada

Travesía realizada dentro del calendario de actividades del Club Montañero Benaventano, en la provincia de León, entre la localidad de Cistierna y la de La Mata de Monteagudo. Ascendiendo a la cima de Peñacorada (1.832), que aunque no llega a ser un dosmil, tiene unas muy buenas vistas de la meseta y gran parte de la Cordillera Cantábrica.


Un fantástico día de montaña, que al principio del día no lo parecía, con la nube tapando la cumbre de Peñacorada, temiendo que me pasaría lo mismo que la otra vez que subimos a esta cima, que no pudimos disfrutar de las vitas. Pero poco apoco el día se fue despejando, con una temperatura perfecta para andar y con un grupo de montañeros, el que últimamente se apunta  las excursiones del Club Montañero Benaventano, que da gusto, gente agradable, que disfrutan de la ruta y que cada vez están más preparados, con un ritmo de ruta muy bueno y que cada vez buscan retos aun mayores.



COMO LLEGAR
Acceso por la N-621 hasta Cistierna, pasamos Cistierna por la Circunvalación en dirección a Riaño y nos metemos en el primer desvió a la izquierda, hacia el Matadero Municipal, en un raqueta en medio de la carretera. Hay un buen espacio para estacionar. La ruta empieza del otro lado de la carretera, en un camino que señala hacia el Mirador de Los Rejos.

Recordar que se trata de una travesía que realizamos con un autobús, es necesario que nos vayan a buscar al final de la ruta o la utilización de 2 vehículos.


DATOS TÉCNICOS
DIFICULTAD: MEDIA/FUERTE
DISTANCIA: 12 Km.
DESNIVEL: 
Positivo 1000 m. Negativo 830 m.
HORARIOS: 5 h. (con paradas)
TRACK: Descárgate aquí el  TRACK  

La ruta la iniciamos en el Barrio la Casilla junto a la localidad de Cistierna, siguiendo las indicaciones de la Ruta 2, (señalizada con marcas blancas y azules) hacia el Mirador de los Rejos.




Este primer tramos discurre por pistas forestales, ganando altura progresivamente por un bonito pinar hasta una fuente. A la altura de la fuente giramos a la izquierda por un camino más estrecho, entre los pinos van apareciendo ejemplares de haya. Según vamos ganando altura, si echamos la mirada atrás, veremos el precioso hayedo del arroyo de la Redimora, en una ladera de fuerte pendiente que se ha mantenido entre el pinar reforestado.








El camino se convierte en senda y seguimos ganando altura progresivamente, pasamos por otra fuente y enseguida llegamos al Collado de los Ratones. La senda continua por la derecha, con una fuerte pendiente entre el Hayedo y el Pinar. Y que nos lleva al cordal conocido como el balcón de Peñacorada, una senda prácticamente horizontal que recorre en travesía gran parte de  la zona norte del macizo con unas vistas espectaculares a las gran parte de las montañas de la Cordillera Cantábrica, destacando en el horizonte los Picos de Europa y las cumbres de la Montaña Palentina.






Pasamos por la gran pradera de La Laguna, una verde planicie de altura con varios estanques naturales donde habitualmente encontraremos manadas de caballos.

Continuamos en ascenso por el filo de una sencilla y bonita cresta que recorre las diferentes puntas de esta cima en forma de quilla de barco hasta llegar a la cima de Peñacorada. (1832 m.)









El descenso lo iniciamos volviendo unos metros sobre nuestros pasos para descender por la vertiente norte por una senda de pendiente moderada y bastante resbaladiza, hasta la zona de pastos del Campurrial. Llegamos a una pista que abandonamos enseguida a la izquierda por un camino menos marcado que se introduce el frondoso bosque de robles que nos llevará hasta la localidad de La Mata de Monteagudo y tras cruzar esta pequeña localidad por otro camino hasta el Santuario de la Virgen de la Velilla, famoso y devoto templo de peregrinación, rodeado de robles, hayas y acebos,  que fue declarado Monumento Nacional en 1982, y que actualmente se haya en obras de rehabilitación.

   










Tengo que agradecer a José Luis Almanza, autor de varias de las fotografías que aparecen en esta entrada, por enviárnoslas y permitir que las comparta.




No hay comentarios:

Publicar un comentario